reporteenergia.com.- Tras la  firma del contrato de exploración y explotación para el campo Huacareta, a principios de este año, la compañía británica British Gas (BG) espera la otorgación de la licencia ambiental para iniciar la sísmica 2D prevista para el 2016.

Al respecto, el principal ejecutivo de la compañía en Bolivia, Orlando Vaca, manifestó a Reporte Energía que la expectativa fijada en este bloque exploratorio es alta, puesto que se ubica entre los departamentos de Chuquisaca y Tarija. “Estos se encuentran relativamente cerca de los principales centros hidrocarburíferos del sur del país”, acotó.

De acuerdo al Ministerio de Hidrocarburos y Energía, Huacareta posee una extensión de 453.750 hectáreas y es considerada una área no Tradicional. YPFB adjudicó esta área a BG, con el fin de que esa petrolera realice actividades exploratorias para reponer reservas.

“Las estimaciones que tenemos es que existe un buen potencial en esa área y es por eso que BG ha decidido realizar una inversión en exploración que está alrededor de $us 31 millones para la primera fase”, remarcó.

Por otro lado, Vaca informó que  una vez se concluya el proceso de sísmica  2D se iniciará la perforación del primer pozo en Huacareta para el 2017.

La petrolera británica también participa en  el bloque Caipipendi con los campos Margarita, en sociedad con Repsol, que es la operadora, cada una con 37.5% de acciones,  y Pan American Energy (PAE) con los restantes 25%.

A su vez, Vaca señaló que continuarán efectuando labores de sísmica en el norte y en sur de este bloque en el marco de su desarrollo. “Esta exploración no solo es beneficioso para BG, sino también para todo el país”, añadió.

BG Bolivia opera seis campos de gas integrados en una sola planta de procesamiento de gas (La Vertiente), ubicados en Villa Montes, Tarija. La otra área en la que participa es el Bloque XX Tarija Oeste con el campo Itaú, en el que tiene 25% de participación, la francesa Total posee 41%, Petrobras con 30% (asumiendo como operadora) y YPFB- Chaco con 4%.

“La empresa que represento tiene diversas inversiones y negocios no sólo en el país, sino en muchos otros lugares del mundo, y no es la excepción el hecho de tener a Bolivia como prioridad; no sólo porque nos sentimos seguros, sino también por la confianza que tenemos en el Gobierno boliviano”, dijo Vaca, destacando que en estos últimos cuatro años han destinado $us 1.100 millones en proyectos hidrocarburíferos operados y no operados.