Ecuador inició conversaciones con Perú para explorar conjuntamente 2 campos petroleros en la frontera y permitir que su firma estatal Petroamazonas opere campos de gas natural (GN) en territorio peruano, dijo el pasado 11 de octubre a Reuters el ministro ecuatoriano de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez García.

Ecuador, que recientemente firmó 4 contratos para elevar su producción de crudo, busca atraer inversión extranjera para desarrollar su estratégico sector petrolero y elevar su nivel de extracción a 700.000 barriles por día (b/d) para fines del 2021.

Para ello planea continuar ofreciendo bloques petroleros a través de una nueva ronda prevista para este mismo año y otra en el 2019 de bloques de gas natural frente a su costa del Pacífico.

“Ya estamos hablando con Perú para desarrollar esos campos y en donde se podría hacer una alianza entre (las estatales) Petroamazonas, Petroperú, más una empresa privada que ponga el capital y se desarrolle esos campos”, explicó Pérez, quien señaló que los bloques en consideración son el 86 y el 87 y que un acuerdo podría concretarse el próximo año.

Búsqueda de gas

El crudo que se extraerá en forma conjunta en la frontera podría alimentar la refinería de Talara de 65.000 b/d en Perú; mientras que el GN que se produciría en territorio peruano se exportaría a Ecuador para aliviar su déficit.

En cuanto a las nuevas ofertas, Ecuador tiene previsto una subasta en este último trimestre de la 2da, ronda de Intracampos y el próximo año ofrecerá bloques de GN costa afuera de las provincias de Esmeraldas, Manabí y Guayas, donde se han realizado estudios, pero no se han confirmado reservas.

El campo más grande de gas del país, Amistad, también está en licitación para inversión extranjera.

“Queremos atraer empresas grandes porque son mayores inversiones para ver si se pueden desarrollar proyectos de gas en el Pacífico”, dijo Pérez.

Búsqueda de inversionistas

Ecuador recientemente cambió su modalidad contractual de prestación de servicios a participación para que las empresas tengan una porción de la producción y puedan comercializar la parte de su crudo, en un intento por atraer una mayor inversión privada.

Pérez añadió que Ecuador tiene previsto aumentar su bombeo de petróleo a 590.000 b/d en el 2019 desde los actuales 520.000 b/d, por lo que apoya un incremento de la producción en la reunión de diciembre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “Ecuador por interés nacional obviamente quiere tener la opción de poder incrementar la producción y ese será nuestro punto de vista, como es el punto de vista de muchos otros países”, sostuvo.

Uno de los socios más pequeños de la OPEP ve “razonable” un precio actual de crudo de entre 70 y 80 dólares por barril, dijo el ministro. “Debemos encontrar un balance”, agregó al referirse a la oferta y la demanda.

Con información y foto de Revista Petroquímica