El director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Diego Hevia, informó que la demanda de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en Tarija disminuyó en un 30 por ciento, llegando a tener un saldo diario de 5.000 garrafas.

“En la época de invierno se incrementa el volumen, nosotros hemos mantenido el stock de seguridad aumentando los niveles de producto, pero actualmente la distribuidora hace más de dos semanas que está amaneciendo con más de 5.000 garrafas día es por esa razón que nosotros estamos atentos a cualquier necesidad, es más, estamos atentos que la distribuidora pueda cumplir con todos los productos”, ha mencionado.

Además, explicó que la misma distribuidora solicitó a la ANH que disminuya el volumen de GLP para Tarija por la decreciente demanda, pero la Agencia no disminuirá y de lo contrario hará seguimiento para que se pueda hacer la distribución a cada sector del departamento.

“Aproximadamente estamos amaneciendo con un saldo de 5.000, se puede decir que en un 30 por ciento se ha bajado la demanda de todas formas los camiones y el producto está disponible, estamos atendiendo cualquier requerimiento”, ha mencionado.

Antecedentes

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) realizó el martes pasado un operativo de control a la venta de GLP en zonas de la ciudad de Tarija, informó el director regional de la entidad, Diego Hevia.

“Se está controlando que no se esté comercializando el GLP en mayores cantidades para el tema de revender el producto, queremos que el producto llegue al usuario final con el precio justo”, dijo a los periodistas.

Hevia manifestó que el operativo se centró en la zona del mercado Campesino y que cada camión de la distribuidora Pimentel salió, esta jornada, acompañado por un técnico de la ANH, para verificar que el producto llegue al usuario final con el precio de 22.50 bolivianos y no se almacene en las tiendas.

Con información y foto de La Voz de Tarija