La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) advirtió el martes que en 2019 podría darse un superávit en el suministro de crudo ante una desaceleración en la economía mundial y un crecimiento fuerte en la producción de sus rivales, con lo que podría esperarse que el cartel anuncie una reducción del bombeo en su reunión del mes próximo, informó la Agencia Reuters.

Inquieta ante la caída de los precios y un aumento de la oferta, la OPEP está hablando nuevamente de reducir la producción luego de incrementarla durante meses. Un cambio así empeoraría las relaciones con el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, que el lunes llamó a la OPEP a no reducir el suministro.

En su reporte mensual, la OPEP proyectó que la demanda mundial de petróleo suba en 1,29 millones de barriles por día en 2019. La cifra representa un recorte de 70.000 bpd frente al pronóstico del mes pasado, así como la cuarta rebaja consecutiva en las proyecciones del grupo.

La oferta fuera del cartel aumentaría en 2,23 millones de bpd, agregó la entidad con sede en Viena, 120.000 bpd más de lo estimado previamente.

“Si bien el mercado del petróleo ha llegado a un equilibrio, los pronósticos para el crecimiento del suministro de países fuera de la OPEP en 2019 indican volúmenes más altos que superan la expansión en la demanda mundial de crudo”, afirmó el reporte.

“La reciente revisión a la baja en el pronóstico de crecimiento económico global y las incertidumbres asociadas confirman la presión emergente sobre la demanda por petróleo observada en meses recientes”, agregó.

Junto a Rusia y a otros productores fuera de la OPEP, el cartel acordó en junio elevar el suministro tras presiones de Trump para reducir los precios, deshaciendo parcialmente recortes de producción que comenzaron en enero de 2017.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo tiene previsto reunirse el 6 de diciembre para discutir sus políticas para 2019.

Redacción Central

Redaccion@reporteenergia.com