En otro acto público difundido en el canal 7 estatal, el representante de la española Repsol informó al presidente Evo Morales que el pozo Boyuy, ubicado en Caraparí, en el Chaco tarijeño, alcanzó los 7963 metros de profundidad y se logró hacer fluir gas desde esa profundidad “estamos quemando gas hace dos semanas atrás, esta es la prueba” indicó.

El funcionario aclaró que se demostró así que aún a esas profundidades y geología, es posible encontrar hidrocarburos y hacerlos aflorar a tierra, aunque aclaró que no se sabe aún si lo encontrado será comercial y estable. Faltan pruebas por hacer, según señaló.

El máximo ejecutivo de la estatal petrolera dijo que este resultado es una prueba clara de la eficiencia de las tareas de exploración que desarrolla Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos a través de su subsidiaria YPFB Chaco.

En el acto en el que también estuvo el ministro Sánchez, este anunció la firma de otro contrato exploratorio en la región de Iñiguazu, al sur de Boyuy, con el que se espera invertir 900 millones de dólares en los próximos años, aunque ya dijo que personalmente cree que hay al menos 1.5 Trillones de Pies Cúbicos de reservas valoradas en más de cinco mil millones de dólares.

El presidente Evo Morales, describió el hallazgo como “un mar de gas” ya que según los estudios preliminares “Boyuy X2” abarcaría parte del norte argentino, Boyuy y el departamento de Santa Cruz.