eldeber.com.bo.- En 2011, la Asamblea Plurinacional aprobó mediante ley cuatro modelos de contrato de servicios petroleros de los bloques Río Beni (La Paz, Beni y Pando), Almendro y Cupecito (Santa Cruz) e Itacaray (Chuquisaca) para que YPFB y la empresa GTLI exploren hidrocarburos en esas áreas; sin embargo, el anterior mes, la Comisión de Economía de Diputados anuló los contratos por una supuesta falta de solvencia económica. El asunto comienza a enojar a Santa Cruz, y a las regiones de La Paz, Beni, Pando y Chuquisaca.

Lo cierto es que la sociedad mixta entre YPFB y GTLI se hace cuesta arriba pese a los esfuerzos de los inversionistas que buscan arrancar la exploración en los bloques. El congelamiento de los contratos afecta fundamentalmente al departamento de Santa Cruz, pues dos de los bloques están en la región.

El Comité Pro Santa Cruz, a través de su vicepresidente, Teófilo Caballero, anunció una ‘pelea frontal’ para hacer respetar los acuerdos con el objetivo de que se inicien los trabajos de exploración con la esperanza de captar más regalías.

“Cuando el Estado firma contratos a través de sus empresas es porque ha hecho un análisis de solvencia técnico-económica y financiera de la empresa asociada, en ese sentido el acuerdo tiene el suficiente respaldo jurídico. Pedimos a la Brigada Parlamentaria que haga la interpelación a las autoridades. Mientras menos se explore en Santa Cruz, vamos a recibir menos plata por regalías y por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Esto es contra Santa Cruz, lo mismo pasa con Mutún y el proyecto Rositas ”, enfatizó  el directivo cívico.

Por su lado, el titular de la Brigada Parlamentaria Cruceña, Andrés Gallardo, indicó que hará la representación de manera global conjuntamente el tema del pacto fiscal ante el Ejecutivo.

Otras regiones

El presidente de la Brigada Parlamentaria de Beni, Osney Martínez, se mostró sorprendido por el tema y anunció que coordinará acciones con Santa Cruz.

En Chuquisaca, algunos diputados desconocen la anulación de los contratos e indican que pedirán una explicación.

La senadora por Pando Carmen Eva Gonzales dijo que exigirá explicaciones sobre la anulación de los contratos, pues atenta al desarrollo de la región.

El diputado de La Paz Andrés Ortega lamentó el accionar de sus colegas porque afectará a los trabajos de exploración en ese departamento. “Se echa por tierra la exploración. Voy a conminar al presidente de la Brigada Paceña (MAS) para que tome medidas”, aseveró.

YPFB admite que hay 28 contratos en análisis
El vicepresidente de Administración de Contratos de YPFB, Luis Alberto Sánchez, admitió la existencia de 28 contratos de exploración que aún no se ejecutan debido a que están en fase de protocolización, aprobación, trámite de autorización y en negociación. El informe fue publicado por la revista Análisis y Perspectivas Gas & Desarrollo.

En el territorio nacional existen 104 áreas reservadas para realizar actividades de exploración y explotación.

Actualmente hay 12 áreas con dos contratos vigentes desde 2008 con YPFB Petroandina SAM; 5 áreas en exploración a cargo de la Gerencia Nacional de Exploración y Explotación de YPFB; 18 áreas con convenio de estudio y negociación de contratos (se incluyen las cuatro áreas estudiadas por la empresa GTLI); y 57 áreas disponibles para convenio de estudios o nuevos contratos petroleros.

    Los trabajos en los bloques pueden ejecutarse en corto tiempo    

ITACARAY
Se ubica en Chuquisaca. Está al lado del megacampo Margarita-Huacaya. Tiene el potencial de ser otro megacampo y por sus características geológicas (no muy profundo) se puede perforar y desarrollar relativamente rápido.

RÍO BENI
Se encuentra entre los departamentos de La Paz, Beni y Pando. Tiene como objetivo encontrar petróleo de buena calidad ayudando a disminuir la importación de diésel. Puede convertirse en el primer pozo exitoso a fines de diciembre de 2014.

ALMENDRO Y CUPECITO
Se encuentran en Santa Cruz. Para Almendro se proyectaba invertir inicialmente $us 13 millones. Para el área de Cupecito, que consta de 38 parcelas, se invertirían $us 12 millones. Ambos campos gasíferos son considerados potenciales.

LAS HECTÁREAS
La empresa internacional GTLI ya hizo tareas de prospección de hidrocarburos en las áreas Almendro, con una superficie de 98.375 hectáreas; Cupecito, con 95.625 ha; Río Beni, con 1 millón de hectáreas; Itacaray, con 58.750 hectáreas.