Los empresarios privados de Bolivia y el Gobierno cerraron ayer filas en torno a la política de incentivar la producción de biocombustibles, y criticaron la posición del representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Theodor Friedrich, quien un día antes calificó de “fatal” la apuesta boliviana por este tipo de productos.

“¡Fatal es lo que él ha dicho, desconocimiento total! ¿Cómo puede hablar así una persona que no conoce nada de Bolivia, cuando el representante de la FAO Brasil, el representante de la FAO América hace pocos meses ha felicitado al Gobierno boliviano por la introducción de biocombustibles?”, respondió el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, calificó de “desinformado” a Friedrich y señaló que “todos los aspectos de este proyecto son virtuosos y beneficiosos para el país, para dinamizar la economía, generar empleo, ahorrarnos el gasto de divisas, contribuir a equilibrar la balanza de pagos”.

Barbery dijo que enviarán un estudio de la Cainco y del IBCE al representante de la FAO, en el que se demuestra que los biocombustibles impulsarán la seguridad alimentaria.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo), Marcelo Pantoja, dijo que la producción de biocombustibles no es una política contraproducente con la soberanía alimentaria ni con el cuidado ambiental. “Todos saben que, cuanto más soya tengamos, más alimentos tendremos”, dijo a tiempo de añadir que, además, se trata de una decisión soberana de la población boliviana.

OBSERVACIONES INCÓMODAS

Theodor Friedrich, experto en seguridad alimentaria de la FAO, advirtió el martes una baja en la producción de alimentos, así como en la productividad, como consecuencia de destinar grandes superficies de tierra para cultivos destinados a los biocombustibles.

Advirtió también que el modelo de los biocombustibles conlleva la degradación del medioambiente, una mayor afectación de las áreas forestales y más cambio climático.

Friedrich, de nacionalidad alemana, es agrónomo y doctor en Mecanización Agrícola de la Universidad de Gotinga, Alemania, además de impulsor de la Agricultura de Conservación desde hace más de 15 años.

OPINIONES

«¡Fatal es lo que él ha dicho! ¿Cómo puede hablar así una persona que no conoce nada de Bolivia cuando la FAO Brasil y FAO América hace pocos meses han felicitado al Gobierno por los biocombustibles?». Luis Sánchez. Ministro de Hidrocarburos

«Creemos que el señor, a quien no conozco, se ha apresurado un poco en hacer esas declaraciones y le sugeriría informarse un poquito mejor para poder defender su opinión». Luis Barbery. Presidente CEPB

«Ampliar a biocombustibles no implica ir en contra de la soberanía alimentaría; mientras más soya produzcamos, más alimentos tenemos, no son contraproducentes». Marcelo Pantoja. Presidente de Anapo