La puesta en funcionamiento de la Fase I del Parque Eólico Qollpana, marca no sólo el inicio de la generación de este tipo de energía limpia y renovable en Bolivia, sino también, el cambio y mejoramiento de vida  de más de 300 habitantes de la localidad de Qollpana, que hasta ese momento no contaban con el suministro constante de energía eléctrica en esa región.

“Ahora mis hijos están contentos, pueden mirar televisor, pueden cargar su celular, y para hacer sus tareitas tienen luz”, indicó Ronald Delgadillo, comunario de Qollpana.

“Qollpana nunca tuvo agua potable, hoy tiene agua gracias al sistema trifásico que utilizan los eólicos. Antes usábamos velas, hoy el 100% de comunarios de Qollpana gozan de energía eléctrica”, explicó Victoriano Zapata, dirigente de Qollpana.

ENDE CORANI, filial de ENDE Corporación implementó tecnología que utiliza la fuerza del viento para inyectar 27 MW de energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN); y que beneficia a más de 20.000 clientes rurales en el sistema del cono sur y zonas aledañas al municipio de Pocona, ubicado a 122 km de la ciudad de Cochabamba.

El gerente General de ENDE CORANI, José María Romay explicó que el Parque Eólico Qollpana da paso a una fase de desarrollo y cambio de matriz energética en la que la empresa de energía con el apoyo y políticas planteadas por el actual Gobierno, prioriza la  implementación de nuevos proyectos.

“Se debe seguir trabajando en la generación de energías alternativas que sean compatibles con la conservación del ambiente y que provengan de fuentes inagotables para contar a futuro con energía para el consumo interno y para la exportación”, explicó la autoridad.

Desde la nacionalización de ENDE, la empresa y el Gobierno encaran grandes proyectos para disminuir las emisiones de CO2 y así aportar al cuidado y mejora del medio ambiente desde el sector energético.

“Actualmente, ENDE CORANI ejecuta tres parque eólicos en el departamento de Santa Cruz en los municipios de San Julián en Cotoca, El Dorado en Cabezas y Warnes del mismo nombre, que una vez ingresen en operación inyectarán aproximadamente 108 MW al SIN”, finalizó Romay.