El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, aclaró este miércoles que los Costos Recuperables los paga YPFB cuando se ha hecho la Declaratoria de Comercialidad de un campo hidrocarburífero. “Cuando llegue la Declaratoria de Comercialidad de Boyuy, recién YPFB activará el tema de los costos recuperables, ya que la aprobación de los mismos involucra toda una normativa, procedimientos y condiciones que se deben cumplir. Los volúmenes encontrados tienen que tener un mercado, debe existir infraestructura en torno al pozo y su producción, es decir, ductos y una planta de procesamiento, tiene que haber un contrato de exportación”, afirmó el ministro Sánchez.

La autoridad aseguró que el pozo Boyuy-X2 se constituye en «un éxito exploratorio, el más importante de los últimos años. No lo dice el ministro, no lo dice YPFB, sino 100 verdaderos expertos en geología, congregados en un Taller realizado por la institución de mayor renombre en el mundo de geología petrolera, la Asociación Americana de Geólogos PETROLEROS (AAPG), quienes sostienen que Boyuy X2 ha sido el mayor éxito geológico de exploración, pero además un hallazgo de hidrocarburos sin precedentes, porque cerca a los 8.000 metros de profundidad se ha encontrado gas y líquidos, gas rico. En algunos momentos de la prueba, se ha producido entre 12 o 15 millones de pies cúbicos”.

“Hay un mar de gas, a mucha gente le molesta saber que hemos descubierto un mar de gas. Pero, con el modelo geológico que se tiene, se visualiza que este reservorio profundo va desde la frontera con Argentina hasta Incahuasi. La recomendación del congreso de la AAPG es seguir perforando más pozos profundos en Agüarague Centro, Norte, San Alberto, Sábalo, en Boicobo, Margarita Profundo, Incahuasi, hasta el mismo Boyuy. El nuevo concepto geológico que tiene el sector de hidrocarburos es seguir perforando pozos profundos”, destacó Sánchez.

En torno al pozo Boyuy, el ministro explicó que “la declaratoria de comercialidad no se da con solo un pozo, como es Boyuy-X2, esto es más complejo, se va hacer el Boyuy-X3, Boyuy-X4, pero además, para que se declare comercialmente el campo Boyuy, se tiene que tener instalaciones de superficie, es decir, que tenga ductos que interconecten el pozo con las plantas de procesamiento, posiblemente se tenga que construir una nueva planta o se pueda procesar en la de San Alberto, eso se va analizar. Estos volúmenes que se definen para declarar comercialmente un campo, generalmente están en el orden de los 6 millones de metros cúbicos. Cuando se declare comercialmente el descubrimiento de Boyuy, recién se hablará de un campo y del tema de costos recuperables”.

El ministro enfatizó en que los costos recuperables no son recursos económicos que se llevan las empresas, “se trata de la amortización a los gastos que ha hecho la empresa en activos. Todos los pozos e infraestructuras en las que han invertido las empresas petroleras en proyectos en el país, pertenecen a los bolivianos. Los pozos se amortizan en 5 años, los ductos en 10 años y las plantas en 8 años, a partir de este tiempo son de propiedad entera de los bolivianos. Así trabajamos en el sector.”

En esta línea, explicó que los costos recuperables pagados por el Estado a las empresas petroleras durante los últimos 12 años representan un porcentaje muy bajo con relación a las ganancias que percibió el Estado por comercialización de hidrocarburos. Así, explicó que en el periodo 2006 – 2018, el ingreso económico que percibió el Estado por la comercialización de gas ha sido de más de $us53.000 millones, de los cuales la renta petrolera fue cerca de $us38.000 millones, “los costos recuperables, que son dos: los costos operativos y los costos de inversión (Capex y Opex), devueltos a las empresas ascienden a los $us9.000 millones de dólares. Entonces, la relación es 82% para el Estado y 18% para las empresas petroleras”.

 

MINISTERIO DE HIDROCARBUROS