La generación bruta de energía eléctrica llegó a 8.428 gigavatios hora (Gwh) en el acumulado a noviembre de 2018 con relación a 2017, además se registró un ascenso de 2,9 por ciento (ver infografía), según la Memoria de la Economía Boliviana del Ministerio de Economía.

“Con relación a la actividad eléctrica, la cual es intensa en capital en los últimos años, fue impulsada con una fuerte inversión pública para la generación de energía eólica, hidroeléctrica, solar y térmica, ésta continuó creciendo”, dice el informe estatal.

Este crecimiento está asociado a la mayor producción de energía eléctrica, que se incrementó en 12,6 por ciento impulsado por las centrales de Santa Isabel, Corani y San José, que están situados en Cochabamba.

El documento también  destaca la generación de energía solar, que se inició en Yuncará en octubre de 2017 y con la planta de Uyuni en marzo de 2018.

El consumo

El índice de consumo de electricidad se elevó en 2,2 por ciento en 2018,  según los datos de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad facilitados al Ministerio de Economía.

Este dinamismo fue impulsado por el mayor consumo en residencias, comerciales e industrias, que creció en 3,5 por ciento por encima de la tasa de 2017.

De acuerdo a datos del Ministerio de Energía, la pasada gestión, la cobertura del servicio alcanzó al 93 por ciento de la población boliviana, es decir, a 2,9 millones de viviendas. “El consumo de establecimientos comerciales se elevó a 1,6 por ciento y el de industria  a 1,2 por ciento”, precisa el documento.

Para el economista José Gabriel Espinoza, evidentemente existe un incremento en la generación, demanda y consumo de energía eléctrica, pero este aumento no está relacionado con el crecimiento de la economía ni de la población.

NUEVAS EMPRESAS E INDUSTRIAS  DEL PAÍS

Para el economista José Gabriel Espinoza, si bien el consumo de energía eléctrica creció 2,2 por ciento en 2018 con relación a 2017, esta cifra refleja la escasa creación de nuevas empresas y una menor demanda de las industrias. Si hubiera mayor crecimiento de ese sector, el consumo sería mayor, aseguró.

La primera fase de exportación de energía eléctrica a Argentina comenzará este año con una capacidad de 120 megavatios, según fuentes oficiales.

En una reunión entre los presidentes Evo Morales y Mauricio Macri, de Argentina, en abril, se concretó que la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) empiece a operar en ese país y también se acordó analizar una segunda fase para la exportación de electricidad con una capacidad de al menos 500 mil voltios.