reporteenergia.com.-El Programa de Electricidad para Vivir Con Dignidad (PEVD), dependiente del Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas del Ministerio de Hidrocarburos y Energía, ejecuta el proyecto de generación híbrida El Espino, el cual combinará la generación solar y diésel en la comunidad El Espino, del municipio de Charagua, del departamento de Santa Cruz.

La potencia del componente solar es de aproximadamente 60 kilovatios pico (KWp) y la del generador diésel de 72 kilo voltios amperios (KVA), produciendo de forma anual 1.500 kilovatios/hora (kW/h), según Jorge Bonadona, coordinador del Programa de Electrificación Rural del PEVD. dependiente de la cartera del rubro.

El Espino beneficiará inicialmente a cerca de 130 familias y, luego, la autoridad indicó que se ampliará a más habitantes de la comunidad, que tendrán la posibilidad de cambiar el tradicional mechero y vela por la provisión de energía eléctrica limpia.

“De esta manera se promoverá un mayor desarrollo de la población que permita incrementar sus ingresos económicos y el cambio de matriz energética”, añadió Bonadona.

Con la implementación de este proyecto se busca posibilitar los usos productivos en la comunidad, además de mejorar la calidad de vida y la educación.

Son tres las entidades que participan en el desarrollo de este proyecto. El PEVD que se encarga del componente fotovoltaico, la Gobernación de Santa Cruz del grupo generador diésel y la Cooperativa Rural de Electricidad (CRE) de las líneas de distribución eléctrica y las obras civiles.

En este sentido, Bonadona señaló que se lanzó la segunda convocatoria para la licitación del componente fotovoltaico y que las empresas constructoras tenían plazo hasta el 9 de junio para enviar sus propuestas.

Se debe tomar en cuenta que la primera convocatoria para el componente solar fue declarada desierta debido a que las empresas constructoras que se presentaron no cumplían con todos los requisitos exigidos en el pliego.

En la segunda convocatoria, el plazo para la implementación del componente solar es de 6 meses, según el pliego de especificaciones, con dos meses adicionales de operación por parte de la empresa contratista.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energía, a través del PEVD, financia el componente fotovoltaico del proyecto con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de $us 471.053, lo que representa aproximadamente el 70% de la inversión total del proyecto.

Las otras fuentes son las contrapartes de la Gobernación de Santa Cruz, y la CRE.

“Este trabajo se desarrolla en el marco del Plan de Universalización del Servicio Eléctrico que es parte de la Agenda del Bicentenario 2025”, puntualizó la autoridad. ▲