La Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap) advierte, que dar por hecho la ejecución de las megahidroeléctricas, es una total irresponsabilidad, pues de acuerdo a informes preliminares implicará la inundación de 2.000 kilómetros cuadrados de Amazonía y tierras bajas.
“Dar por hecho la construcción de las mega hidroeléctricas Chepete y El Bala en la cuenca del Río Beni y Rositas en la cuenca del Río Grande, sabiendo que los estudios preliminares lo catalogaron de ser inviables económica, social y ambientalmente, es una total irresponsabilidad y un atentado a la vida de los pueblos indígenas de Bolivia por parte del Gobierno del presidente Evo Morales”, señaló el portavoz de Contiocap, Álex Villca.
El presidente Evo Morales, durante la inauguración de la hidroeléctrica San José II dio por hecho la ejecución de megaproyectos hidroeléctricos -resistidos desde las comunidades indígenas y campesinas por razones ambientales, sociales, económicas y culturales- como El Bala, Chepete, Rositas y otros que figuran en portafolio, con el propósito de generar 9.000 megavatios (Mw) de electricidad, para cubrir la demanda interna y exportar a mercados internacionales como Brasil y Argentina.
Noticias Fided