La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) logra la autorización de la dirigencia indígena de San Miguel de El Bala, para hacer estudios complementarios para el megaproyecto hidroeléctrico Chepete y El Bala a cambio de un tinglado y un motor para embarcación,  afirmó Álex Villca de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas para la Defensa de los Territorios y Áreas Protegidas (Contiocap).
“Prácticamente es triste que estemos celebrando actas para recibir estas ayudas que son nuestros derechos (…). Es una práctica bien conocida, han dicho que se iban de un lugar, que suspendían el proyecto por la lucha y resistencia, pero han demostrado lo contrario, dijeron lo mismo en el TIPNIS que no se iba hacer ni una sola acción y resulta que terminan construyendo tres puentes”, dijo el líder indígena.
Villca dijo que San Miguel de El Bala, ubicada en el norte de La Paz, era hasta la fecha la única comunidad que se había resistido a firmar el acta de acuerdo para dar luz verde a los estudios destinados al megaproyecto hidroeléctrico que se estima inundará 771 kilómetros cuadrados de Amazonía.