La gerente general del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), Patricia Ballivián, informó el jueves que la planta de cemento de Oruro, «Empresa Pública Productiva de Cementos de Bolivia (Ecebol)», producirá por año 1,3 millones de toneladas de ese producto, lo que reducirá la importación paulatinamente.

«Con nuestra planta de cemento dejamos de lado las importaciones de cemento y vamos a cubrir toda la demanda nacional (…), nuestra capacidad va ser 3.000 toneladas de cemento por día, esa es la capacidad que vamos abarcar para dotar cemento a nivel nacional, estoy hablando de una capacidad 1.300.000 de toneladas anuales de cemento», explicó a la Red Patria Nueva.

Dijo que la construcción, equipamiento y puesta en marcha de esa moderna planta, que cuenta con la última tecnología, demandó una inversión de al menos de 306 millones de dólares.

Ballivián afirmó que, esa factoría, producirá cemento de «alta calidad», que será «superior» al que producen en otros países de la región.

«Hemos apostado por una tecnología de punta, un diseño prototipo, quiero decir que es un diseño que ha llevado mucho tiempo, muchos años de investigación de desarrollo a parte de los alemanes, que es primero a nivel mundial, este diseño, que es parte de una instalación que es una realidad, nos lleva a tener un cemento con una calidad superior, no solamente dentro de Bolivia sino a nivel regional», subrayó.

Por otra parte, Ballivián afirmó que, el cemento que producirá Ecebol en Oruro, tendrá un precio competitivo en el mercado nacional, tomando en cuenta que la bolsa de 50 kilos en la fábrica costará 37 bolivianos.

Ayer, miércoles, la ministra de Desarrollo Productivo, Nélida Sifuentes, anunció que el presidente Evo Morales inaugurará el próximo 3 de agosto esa planta de cemento en Oruro.
asc/rsl                            ABI