Después de 20 años, la presencia de Petrobras en Bolivia comienza a llegar a su fin, toda vez que su plan de desinversión avanza a paso firme, posterior a la venta de sus últimos activos en el continente africano. Es así que la empresa brasileña ha expresado la intención de vender sus activos en Bolivia y Uruguay, siendo este último país la próxima salida de la compañía, según reportó el periódico financiero Valor Económico.

Recordemos que el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) y Petrobras, firmaron un acuerdo donde la estatal se comprometió a vender activos relacionados con el mercado de gas natural. Esto con el objetivo de estimular la competencia en el sector, hasta ahora explotado casi en su totalidad por Petrobras.

En este marco, de acuerdo con el medio de comunicación brasileño, Petrobras invirtió miles de millones de dólares en su internacionalización a lo largo de la década 2000; sin embargo, desde 2015, debido a su crisis financiera, tuvo que concretar ocho desinversiones, por un monto de $us 5.200 millones en el extranjero.

“Petrobras ya ha abandonado países como Chile, Paraguay, Japón, Nigeria, pero aún mantiene una base de activos en las Américas, incluidas redes de distribución de combustible en Uruguay y Colombia. Algunos activos de exploración y producción en Bolivia, Estados Unidos, Argentina y Colombia, además de los contratos de servicios en México”, especifica.

Últimos activos en África

Se conoce que Petrobras, podría ampliar su plan para desinvertir entre $us 20.000 y $us 30.000 millones en activos entre los años 2020 y 2024, dijeron los ejecutivos el 5 de diciembre en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Esto puede incluir la venta de activos en Bolivia, bloques de aguas profundas post-salinas, su filial de distribución de combustible Petrobras Distribuidora S.A. y su interés en el productor petroquímico Braskem Petroquímica S.A., según una presentación del CEO de Petrobras, Roberto Castello Branco, reportó el portal informativo LatinFinance.

De esta forma la venta de activos en Bolivia ingresó en el horizonte del plan de negocios 2020-2024, siendo la primera vez que la dirección de la empresa estatal menciona abiertamente la incursión del país en su programa de desinversión.

Por otro lado, la agencia de noticias Xinhua afirmó que Petrobras anunció, a través de un comunicado, que vendió a la canadiense Africa Oil Corp su participación societaria en la empresa Petrobras Oil & Gas B.V., empresa que producía petróleo en Nigeria, por unos $us 1.500 millones.

“Esta venta está alineada a la optimización de las actividades y a la mejora de la colocación del capital de la compañía, visando la generación de valor para sus accionistas”, señala la agencia.

La suma de varios factores

Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos, explicó que la decisión de Petrobras de vender sus activos en Bolivia es la suma de varios factores, tales como la declinación en la producción de los campos San Alberto y San Antonio; la suspensión de la exploración en San Telmo Norte y Astillero en la reserva de Tariquía; la falta de recursos de la compañía para seguir operando en zonas como Presal; y los malos comentarios del exministro Luis Alberto Sánchez, para con la compañía brasileña, creando un mal clima de negocios.

Todo esto conjuga al plan de desinversión de Petrobras a escala mundial, para enfocarse en la producción de Presal en el océano Atlántico, haciendo que los activos en Bolivia ya no sean estratégicos y se proceda a su venta, para conseguir recursos económicos.

“Petrobras tiene una elevada deuda y debe pagarla, además que quiere concentrarse en la exploración de Presal, para eso necesita recursos, por lo que está vendiendo sus activos que no le son estratégicos. El gas de Presal será abundante en los próximos cinco o seis años”, explicó Ríos.

Además, agregó que no es fácil vender los activos, por lo que esto no se realizará de la noche a la mañana.

Por otro lado, la exautoridad afirmó que el Gobierno de transición no puede hacer nada porque Petrobras es una empresa que se mueve en el ámbito privado. Por lo que solo queda negociar la adenda con Argentina -máximo hasta el 15 de febrero- y encarar los contratos de suministro a Brasil antes del 10 de marzo. “Si no podemos resolver lo de Argentina, tampoco lo podemos hacer con Brasil”, dijo.

Fuera el monopolio

Por su parte, Hugo del Granado, experto en hidrocarburos, indicó que el CADE está impulsando la venta de activos de Petrobras en el sector gasífero debido a que uno de sus objetivos es la apertura de la economía, evitando el monopolio que realizó por 20 años la compañía. De igual forma reveló que todo esto es para que la compañía brasileña se dedique sobre todo a la explotación y producción de petróleo en el Presal.

“Lo primero que han hecho es que Petrobras se retire de la distribución y comercialización por ductos, entonces le han dado plazo para que deje de participar en esa actividad en el mercado interno”, expresó el experto.

En este sentido, agregó que Bolivia debe darle autorización para que pueda hacer la transferencia de su concesión o activos. Además, sostuvo que la próxima compañía que venga tiene que asumir las mismas obligaciones de Petrobras.

EL DEBER se comunicó con el Ministerio de Hidrocarburos y explicaron que esa cartera de Gobierno estaba preparando su informe para el 22 de enero (aniversario del Estado Plurinacional), por lo que no les fue posible responder sobre el tema. Asimismo, se llamó a los comunicadores de YPFB, pero no contestaron las llamadas telefónicas.

De igual forma se pidieron mayores detalles a Petrobras Bolivia sobre el plan de desinversión y señalaron que se harán las consultas a la casa matriz.

También fue consultado Décio Oddone, director de la Agencia Nacional de Petróleo de Brasil (ANP) y expresidente de Petrobras Bolivia, que fue parte del acuerdo de CADE con Petrobras, pero evitó referirse al tema.

Importancia de Presal

Una capa de Presal es una serie de formaciones geológicas en las plataformas continentales. Se estima que los mayores campos petrolíferos bajo estas capas se encuentran en la costa de las regiones noreste y sur de Brasil, en el golfo de México y en la costa occidental africana, radicando su importancia en el sector petrolero, aunque cabe resaltar los elevados recursos económicos que requiere su extracción.

En diciembre, Brasil exportó 8,72 millones de toneladas, es decir el doble de lo que despachó en noviembre (3,77 millones).

El deber