Entre noviembre de 2018 y junio de 2019, la comercialización de la gasolina Súper Etanol 92 alcanzó a 21.184.690 litros, un volumen inferior a las expectativas del proyecto, por lo que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) optó por reducir en al menos un 30 por ciento el volumen de alcohol anhidro comprometido con los ingenios, informaron dirigentes del sector cañero.

La estatal petrolera explicó a Los Tiempos que la introducción de la gasolina con aditivo vegetal es más lenta de lo previsto y que eso incide en la adquisición de volúmenes acordados con los ingenios, pero no precisó cifras.

Según el gerente técnico de la Unión de Cañeros Unagro, Ángel Rivas, la comercialización de la gasolina Súper Etanol 92 y la Especial 87, que incorporan 12 y 8 por ciento de alcohol anhidro, respectivamente, avanza a paso lento por limitaciones logísticas en YPFB y una serie de normas que deben cumplir las estaciones de servicio.

Señaló que incluso la estatal petrolera les comunicó que no comprará los 150 millones de litros de alcohol anhidro durante la gestión 2019. “Un director de YPFB nos manifiesta que cumplirían sólo el 70 por ciento del contrato, o sea que sería más o menos apuntar a 105 o 110 millones de litros de etanol hasta el próximo abril; eso es una expectativa un poco baja para nosotros”, indicó Riva.

YPFB firmó en enero un contrato de compra de alcohol anhidro con los ingenios Unagro, Guabirá y Aguaí por un volumen total de 150 millones entre abril de 2019 y abril de 2020.

Asimismo, el presidente de la Comisión Nacional de Productores Cañeros de Bolivia (Concabol), Óscar Alberto Arnez, coincidió en que las ventas de las gasolinas con aditivo vegetal son bajas y que “a este ritmo es imposible que se cumpla con los 150 millones de litros”.

Al respecto, el gerente de comercialización de YPFB, Cristian Choque, informó que las estaciones de servicio deben acondicionar sus instalaciones para distribuir este combustible, además de cumplir procedimientos documentales y técnicos. Mencionó también que YPFB está invirtiendo en mejorar su capacidad de almacenamiento para los combustibles tradicionales y el etanol.

“Por lo referido, el proceso de la introducción de la gasolina formulada con aditivo vegetal es más lento de lo previsto y esto incide en la adquisición de los volúmenes acordados con los ingenios azucareros”, agregó.

Según datos del Ministerio de Hidrocarburos, la comercialización de la gasolina Súper Etanol 92 alcanzó a junio de este año los 21.184.690 litros, mientras que la Especial 87 llegó a 61.134.727 litros.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Nacional de Surtidores (Asosur), Lily Fiorilo, admitió que la comercialización de la gasolina Súper Etanol 92 se realiza de forma gradual y que el proceso demora porque las estaciones de servicio deben hacer inversiones en maquinaria e infraestructura.

DESTACAN VENTA DE LA ESPECIAL 87

El gerente de comercialización de YPFB, Cristian Choque, informó que, a la fecha, el 100 por ciento de las estaciones de servicio del departamento de Cochabamba comercializan la gasolina Especial 87, al igual que el 60 por ciento de los surtidores de la ciudad de La Paz y el 50 por ciento de la ciudad de Santa Cruz.

Asimismo, la presidenta de Asosur Bolivia, Lily Fiorilo, precisó que hasta el 26 de agosto se comercializará este producto en las 149 estaciones de servicio del departamento de Santa Cruz. Anunció que el combustible se comercializará a partir del 5 de septiembre en Tarija y desde octubre en Oruro.