Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se encuentra gestionando la importación de diésel de mejor calidad, alineados con las normas internacionales de emisiones atmosféricas EURO IV, en la perspectiva de conservar el medio ambiente y la salud de la población.

La estatal petrolera, a través de un comunicado, aclara que al ser el diésel un commodity, su precio varía en función a las fluctuaciones de la oferta y la demanda del precio internacional, de los costos logísticos asociados y de nuevas regulaciones internacionales sobre la calidad de los carburantes.

“Es debido a esta razón que uno de los componentes del precio final del diésel se estima se incremente en un 5% en función a la nueva calidad requerida por el país, así como a la entrada en vigencia de la norma IMO 2020 sobre calidad de combustibles para los navíos de transporte”, señala el comunicado de YPFB.

La estatal petrolera lanzó licitaciones internacionales y aseguran que se inclinarán por el precio más bajo para su compra. Se prevé que los resultados del proceso de licitación se publicarán a principios de marzo.

Para la gestión 2020, la demanda total estimada de diésel en Bolivia será de aproximadamente de 2.141 millones de litros.

Durante la jornada, un medio de la ciudad de La Paz publicó una información en donde señalaba que la licitación de YPFB establecía una compra de 237.427 metros cúbicos de diésel (m3), un volumen menor al que actualmente importa Bolivia; sin embargo, resalta la estatal petrolera pagará el doble por el nuevo volumen.

El comunicado de la estatal petrolera no se refiere a la reducción del volumen de diésel para esta gestión.

EL DEBER