La Universidad Privada Boliviana (UPB) inauguró ayer el “Parqueo solar más grande de Bolivia”, una infraestructura para el estacionamiento de vehículos y cuyo tejado está compuesto por más de 230 placas destinadas a recoger energía solar y convertirla en electricidad.

Según explicó el gerente técnico y comercial de Innovasol (empresa que ejecutó el proyecto), Julio Patiño, se trata de dos cubiertas de módulos fotovoltaicos, que cubren un área de 870 metros cuadrados, y la capacidad instalada es de aproximadamente 80 kilovatios, que serán empleados en el funcionamiento mismo de la UPB, al menos durante el día, mientras que por la noche se volverá a la provisión tradicional.

En términos ambientales, se calcula que durante los 25 años de vida que se proyecta para la obra, el parqueo evitará la emisión de 143 mil toneladas de dióxido de carbono o de 155 mil litros de gasolina, además de aportar el equivalente a 20 hectáreas de árboles para reducir el efecto invernadero.

La obra, impulsada por la Sociedad de Estudiantes de la UPB, tuvo un costo de 86 mil dólares, y fue ejecutada y supervisada por la empresa Innovasol. La ingeniería electrónica correspondió a Servicios Integrados de Energía Inteligente.

El rector de la UPB, Manuel Olave, dijo que esa institución se declara comprometida con el desarrollo sostenible no sólo con palabras, sino también con hechos concretos, y que este proyecto solar era una prueba de ello.