El viceministro de Hidrocarburos, Antonio Pino, informó ayer que el Gobierno nacional invertirá en los siguientes tres años 650 millones de dólares para la exploración hidrocarburífera en el departamento de Chuquisaca, que equivale a poco más del 70% de toda la inversión hecha en esa región en 12 años.

“En tres años, a partir de 2020, esperamos invertir 650 millones de dólares, que equivale fácilmente al 74% de la inversión que se hizo durante 12 años”, informó en conferencia de prensa.

Explicó que entre 2007 y 2019 en Chuquisaca se invirtieron 877 millones de dólares en proyectos de exploración y explotación.

Pino destacó que la intención del Gobierno es informar a la población de Chuquisaca sobre su realidad y potencial hidrocarburífero que, a su juicio, convertirá a esa región en uno de los principales productores del país.

Informó que por los conflictos de octubre y noviembre, los proyectos exploratorios estuvieron a punto de ser abandonados.

“Encontramos Sipotindi X1 paralizado, razón por la cual solicitamos en un directorio de YPFB continuar la perforación y así fue”, precisó la autoridad.

Aclaró que en Bolivia en la actualidad existen seis pozos exploratorios, de los cuales tres se encuentran en Chuquisaca.

“Se trata de Sipotindi X1, Boicobo Sur X1 y Ñancahuazú X1, del bloque Azero”, apuntó.

Los pozos Ñancahuazú y Boicobo tienen perspectivas de superar el trillón de pies cúbicos (TCF); la de Sipotindi tiene una expectativa de 0,33 TCF, datos sobre los cuales se busca reactivar algunos contratos y firmar otros con empresas privadas.

PAGINA SIETE