La presidenta Jeanine Áñez informó que se determinó pasar la administración de la estatal Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (Elfec) a manos de la Alcaldía de la ciudad de Cochabamba.

«Hemos decidido devolver Elfec a los cochabambinos y nos alegra mucho generar sonrisas y esta alegría por este anuncio que, por supuesto es bien merecido para todos los cochabambinos», dijo en un acto en el que entregó equipamiento para hospitales del país.

Áñez comentó que esa decisión tuvo que pasar por una «difícil, pero rápida gestión» que realizó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, para garantizar el retorno de los servicios y recursos de esa empresa.

La empresa cochabambina fue nacionalizada el 1 de mayo de 2010 y el 2 de abril de 2012 la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENDE), en representación del Estado, asumió la propiedad del 92,12 % de las acciones de Elfec.

La promulgación del Decreto Supremo 1178 acreditó su titularidad accionaria. Esas acciones pertenecían a la empresa Luz del Valle conformada por el 56% de las acciones de Comteco y por el 40% de los trabajadores de Elfec.

«No puede haber un sólo hogar en el que los niños hagan su tarea a la luz de una vela en pleno siglo XXI, eso no lo podemos tolerar, mucho más si tomamos en cuenta que Cochabamba es la mayor generadora de energía de toda Bolivia», manifestó.

La presidenta dijo que desde ahora todos los recursos generados por Elfec serán invertidos para beneficio de la población cochabambina.