Los precios del petróleo se disparan en el mercado de futuros, y el crudo Brent registraba su mayor incremento porcentual en una sesión desde la guerra del Golfo en 1991, después de que un ataque a las instalaciones petrolíferas de Arabia Saudita el sábado cerrara cerca del 5% de la oferta mundial.

La cotización del barril de Brent, de referencia en Europa, registró un salto de casi el 20 % al reabrir hoy el mercado -hasta 71,95 dólares-, una subida que no se veía en términos porcentuales desde la crisis que provocó en 1990 la invasión iraquí de Kuwait. Durante la sesión se moderó ese avance y el Brent cerró en 69,02 dólares por barril, un incremento del 14,59 %.

Cuando abrió la bolsa de Nueva York (13:30 GMT), el barril de crudo de Texas (WTI) con entrega en octubre cotizó con una fuerte alza del 10,50%, superando la barrera de los 60 dólares el barril, mientras que el Brent se ubica en USD 66,5 (+10,4%). Transcurridas tres horas de negociaciones, el alza se acentuó en un 14,8 %, hasta 62,90 dólares..

Estados Unidos contribuyó a frenar la escalada del precio al autorizar la liberación de sus reservas de emergencia para garantizar el suministro, si bien puntualizó que todavía es prematuro conocer si será necesario recurrir a ellas. Rusia descartó por su parte que la Organización de Países Productores de Petróleo y sus socios (el grupo conocido como OPEP+) preparen medidas de urgencia.

Arabia Saudita es el mayor exportador de petróleo del mundo y el ataque a las instalaciones de crudo del productor estatal saudí Aramco en Abqaiq y Khurais ha reducido la producción en 5,7 millones de barriles por día. La empresa no ha dado un plazo para la reanudación de la producción al completo.

Una fuente cercana al asunto le dijo a Reuters que el retorno a la capacidad total de petróleo podría tomar «semanas, no días».

Las exportaciones de petróleo de Arabia Saudita continuarán con normalidad esta semana, ya que el reino aprovechará las existencias de sus grandes instalaciones de almacenamiento, dijo el domingo a Reuters una fuente del sector informada sobre la evolución de los acontecimientos.

«Creemos que los ataques serían una llamada de atención para los inversores, que no han reflejado los riesgos en el precio del crudo. Aunque el suministro mundial se contraerá en el corto plazo, Estados Unidos tiene la capacidad de compensar esta contracción», dijo Hue Frame, director general de Frame Funds en Sídney.

«Con los acontecimientos del fin de semana, los participantes en el mercado añadirán factores adicionales a la hora de calcular el valor razonable del crudo, además de los factores habituales de la oferta y la demanda».

Los precios del petróleo se habían mantenido relativamente bajos en los últimos meses debido a una reservas abundantes y a los temores de que la ralentización económica mundial impactara en la demanda.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) incluso había establecido límites de producción para intentar mantener el nivel de precios.

Medidas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que aprueba la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos (SPR, por sus siglas en inglés) si fuera necesario, en una cantidad que se determinará debido al ataque.

Según un alto cargo de Estados Unidos, el ataque a las plantas en el corazón de la industria petrolera de Arabia Saudita, incluida la mayor planta de procesamiento de petróleo del mundo en Abqaiq, tenía origen iraní, y es posible que se hayan utilizado misiles de crucero. Los informes iniciales indicaban que el ataque vino de Yemen.

Trump también dijo que Estados Unidos estaba listo para una posible respuesta al ataque a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita.