El presidente Evo Morales inauguró la ampliación de ciclos combinados de la planta termoeléctrica de Warnes, ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, con la generación de 520 megavatios que ingresan al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y que cubrirá la demanda de energía de las ciudades y de la industria del oriente de Bolivia.

“Nuestra economía va creciendo, este modelo económico nos ha permitido mejorar no sólo la parte económica, social, sino la productiva (…). Una de las responsabilidades del Estado es garantizar energía, no sólo luz y gas, sino también agua para que los nuevos emprendedores puedan instalar sus industrias”, dijo en el acto central.

Morales destacó que, en el tema eléctrico, este año, con diferentes proyectos en otras regiones del país como Cochabamba y Tarija, se concretó la implementación de 1,131 Mw sólo en 2019.

La semana pasada inauguró también una planta de ciclos combinados en la población de Entre Ríos, en el trópico cochabambino.