Al mes de agosto, las exportaciones bolivianas experimentaron una baja del 5% comparado con el mismo período de la pasada gestión, en tanto que las importaciones crecieron 3%, lo que deja un déficit en el saldo comercial de 722 millones de dólares.

El déficit comercial de enero a agosto de esta gestión es superior al registrado en el mismo periodo de 2018, que fue de 210 millones de dólares.

En los ocho meses del año de esta gestión, los principales mercados para las exportaciones bolivianas fueron Argentina, Brasil e India; en tanto que los principales proveedores fueron China, Brasil y Argentina.

El mayor superávit comercial bilateral se registró con Emiratos Árabes Unidos por un valor de 475 millones de dólares; mientras que el principal déficit comercial bilateral fue con China de 1.190 millones de dólares.

El segundo déficit comercial más importante de Bolivia es con Chile por 228 millones de dólares.