En Chuquisaca se festeja el inicio de la perforación del nuevo pozo hidrocarburífero Boicobo Sur X1 que estima una producción de dos millones de metros cúbicos por día. Mientras tanto, en Tarija, en la misma área de exploración Caipipendi, no se hicieron más referencias al estado del pozo Boyuy X2.

El martes 8 de octubre, con la presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la empresa Repsol Bolivia, se inició la perforación del pozo exploratorio Boicobo Sur X1, situado en el municipio de Huacaya del departamento de Chuquisaca, al norte del campo Margarita perteneciente al área de Caipipendi. La inversión de este nuevo pozo exploratorio significará 75 millones de dólares a cargo de la empresa Petrex, que también llevó adelante la perforación del pozo Boyuy X2, con resultado negativo..

El Ministro Sánchez señaló que Boicobo Sur-X1 es otro pozo profundo, cuyo objetivo es alcanzar la Arena Huamampampa a los 4.887 metros, donde se pretende confirmar la existencia de 960 billones de pies cúbicos (BCF) recuperables; asimismo, la producción estimada para este pozo es de 70 millones de pies cúbicos por día (MMpcd). “Se espera llegar al objetivo en un lapso de 6 a 8 meses”.

El disgusto de Boyuy

El pozo Boyuy X-2 no dio los resultados que se esperaban. En su momento se habló de un “mar de gas” pero después de perforar 8.000 metros de profundidad y declararlo, desde el Ministerio de Hidrocarburos, el “pozo más profundo de Latinoamérica”, no se pudo encontrar gas comercial, por lo que se dispuso el traslado del taladro precisamente hacia Boicobo, en la misma área pero ya en el departamento de Chuquisaca.

El caso de Boyuy X2 causó incertidumbre en las autoridades departamentales y municipales. La perforación del pozo inició el 16 de julio de 2017 con una inversión que alcanzó a 112 millones de dólares. El 13 de mayo de la presente gestión, la Gobernación y la Comisión de Hidrocarburos de la Asamblea realizaron, de manera independiente, una petición de informe al Gobierno nacional para conocer el detalle de la situación del pozo Boyuy X2, pero no hubo respuestas.

Tras este acto, una vez más la Gobernación pidió que el Directorio de YPFB y el Ministerio de Hidrocarburos se comunique abierta y públicamente con la población de Tarija para elevar un informe sobre el estado de los campos hidrocarburíferos del departamento, pero tampoco tuvo resultado.

El secretario de Hidrocarburos de la Gobernación, Freddy Castrillo, aseguró que hasta la fecha no se tiene conocimiento “en lo absoluto de los datos de Boyuy X2” y expresó que dicha información la “maneja solo YPFB”. Lo último que Repsol señaló fue que seguiría trabajando y buscando medios para que el gas de esta estructura pueda fluir de forma comercial y eficiente a superficie.

Senador saluda Boicobo, pero lamenta uso de Boyuy

El senador, Fernando Campero, saludó el inicio de perforación en Boicobo, pero expresó que la información de Boyuy X2 sobre sus niveles de gas que no pudieron ser declarados comerciales, fue una propaganda política por parte del Gobierno nacional y hasta la fecha no hay ningún avance en el tema.

“El resultado de Boyuy X2 ya se conoce. No hay gas comercial. Hay gas para hacer propaganda en su momento. Encendieron una mechita con el gas que surgió, pero en ningún momento tuvo las perspectivas de la inversión que se realizó a pesar de la profundidad histórica, en términos comerciales no se encontró gas. Obviamente se ha apagado el nombre de Boyuy X2 porque no les convenía hablar. Si decían que había un océano de gas, hubo una contradicción con lo que encontraron”, expresó Campero.

Por otra parte, indicó que la inauguración del nuevo pozo hidrocarburífero de Boicobo en el departamento de Chuquisaca es un avance para Bolivia, en caso de encontrar nuevas reservas, debido al declive de producción que se tuvo en los últimos años. De tal manera, un hallazgo podría beneficiar a toda la población.