Acentuar la industrialización de los hidrocarburos, completar la construcción del complejo siderúrgico del Mutún en Santa Cruz y consolidar la producción de baterías a partir del litio contenido en el salar de Uyuni, es la fórmula que perfiló el jueves el presidente Evo Morales para continuar con la reducción de la pobreza en Bolivia.

El también candidato a presidente por el Movimiento Al Socialismo (MAS), en entrevista con el programa «Esta casa no es hotel» de la red ATB, indicó que la nacionalización del gas, en 2006, permitió comenzar con la industrialización de los hidrocarburos, por lo que, en la actualidad, Bolivia ya produce y exporta urea y Gas Licuado de Petróleo (GLP), y está a punto de generar petroquímica.

«El tema económico (es importante), pero ligado a los hidrocarburos, ya hemos empezado a industrializar, ya estamos exportando urea, GLP, ahora viene cómo exportar la petroquímica y el tema minería», remarcó Morales.

Agregó que también inició la ejecución del proyecto que busca industrializar el Mutún, con la construcción de un complejo siderúrgico en Puerto Suárez (Santa Cruz), donde se producirá a gran escala hierro laminado para construcción.

«Cuando terminemos esta industria ya no vamos importar hierro para la construcción», dijo.

Para el candidato oficialista, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza también debe estar ligado a la industrialización de litio, un área donde ya se invirtieron más de 600 millones de dólares, y que ya produce, aunque todavía en escala piloto, baterías de litio en la planta de La Palca (Potosí).

En la actualidad, Bolivia produce y exporta a escala industrial cloruro de potasio y prevé sumar carbonato de litio el próximo año, además genera de manera piloto baterías de litio e impulsa la fabricación de vehículos eléctricos hechos en el país, recordó Morales.

«Ya estamos exportando cloruro de potasio y el próximo año exportaremos carbonato de litio», remarcó.

También dijo que para acentuar el crecimiento económico se continuará con la política de exportación de productos agrícolas a mercados importantes, como el asiático o la Unión Europea.

Por otro lado, señaló que, de continuar en el Gobierno, se encarará una «economía del conocimiento», a partir de la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología para promover los proyectos de los emprendedores bolivianos, principalmente de la juventud.
mcr/clm            ABI