eldeber.com.bo.- El Gobierno garantiza el suministro de energía eléctrica en Bolivia. Con una inversión de $us 171 millones, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y su socia Pdvsa (ENDE Andina) presentaron ayer la primera turbina del proyecto que suministrará energía eléctrica a 1.500 empresas del Parque Industrial Latinoamericano (Pilat) y que en 2015 inyectará 200 megavatios (MW) al Sistema Interconectado Nacional (SIN).


En un acto desarrollado a las 8:00 en inmediaciones del Parque Industrial Latinoamericano en Warnes, el presidente Evo Morales aseguró que la primera turbina entrará en funcionamiento en el último trimestre de este año.

Los equipos del turbogenerador de la planta fueron transportados en 36 camiones, de los cuales siete son especiales por sus dimensiones y pesos.

La primera etapa de implementación supone la instalación de cuatro turbogeneradores a gas con una potencia de 160 MW; la segunda etapa contempla el ciclo combinado que generará 80 MW. Posteriormente, se prevé dos etapas más para generar otros 240 MW.

«A mediados de 2018 ya vamos a estar generando solamente en las termoeléctricas 2.250 megavatios, es decir, el pueblo boliviano tiene garantizado solo en las termoeléctricas la energía», remarcó, luego de la inspección realizada en compañía del alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, del gerente general de ENDE Andina, Hugo Villarroel, y de la ministra de Desarrollo Rural Nemesia Achacollo.

El jefe de Estado explicó que luego de concluir la instalación de las termoeléctricas del Sur, en Tarija, y de Warnes, en Santa Cruz, se pasará a la fase de los ‘ciclos combinados’, que aumentarán hasta un 50% la generación de energía.

Apuntó que en los últimos ocho años el consumo interno de energía creció de 800 a 1.200 MW, debido a la expansión del servicio en el área rural y el crecimiento de las industrias, pero afirmó que solo con las termoeléctricas se abastecerá el mercado boliviano.

Exportación

El primer mandatario proyectó  que hasta el 2020 se prevé exportar más de 1.000 MW, luego de garantizar el suministro eléctrico al país.

El mandatario aseguró que Bolivia, a mediano plazo, se convertirá en ‘el centro energético’ de la región, que compartirá sus recursos eléctricos con los países vecinos.

Por su lado, Villarroel dijo que este proyecto se suma al conjunto de inversiones a escala nacional como las termoeléctricas en Entre Ríos, El Alto 1 y 2, carrasco 3, Valle Hermoso, la planta de generación eólica de Collpana, Bulo Bulo 3 y las líneas de transmisión Caranavi-Trinidad y Punutuna-Tarija, Tarija-Chaco, las hidroeléctricas de Misicuni y San José y próximamente la de Rositas en Santa Cruz.

Hidroeléctrica Rositas

El gerente de ENDE informó de que el proyecto Rositas se encuentra en licitación y que hasta septiembre de 2014 se firmará el respectivo contrato para generar más de 600 megavatios.

Cabe recordar que este proyecto se frenó porque la empresa Hydrochina pidió elevados costos ( más de 1.100 millones de dólares), además que no cumplió con algunos aspectos técnicos