reporteenergia.com.- Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al que accedió Reporte Energía, señala que Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú cuentan con un avance importante para el desarrollo de centrales geotérmicas, contando con interesantes prospectos en el corto y mediano plazo.

De momento, Sudamérica no cuenta con ninguna central operando comercialmente, solamente Argentina desarrolló un piloto de demostración de 670 kilovatios (KW) en el estratovolcán de Copahue, ubicado en el límite entre la provincia de Neuquén y la Región del Biobío, Chile.

Sin embargo, pese a contar con el piloto de Copahue construido en 1988, Argentina no registró mayores avances para construir una central de mayor envergadura, por barreras relacionadas a los costos exploratorios y a las grandes distancia de las áreas de interés geotérmico con las poblaciones de consumo.

Actualmente, según el organismo internacional, Chile es el país que mayor avance registra en el desarrollo en energía geotérmica con el desarrollo de dos proyectos que ya cuentan con los permisos ambientales.

Por un lado se desarrolla el proyecto geotérmico Cerro Pabellón, ubicado el norte de Chile, a 160 kilómetros al noroeste de la ciudad de Calama, a cargo de la empresa Geotérmica del Norte. Los estudios de exploración superficial  y profunda concluyeron exitosamente y confirmaron la presencia de un reservorio geotérmico de interés comercial.

El proyecto cuenta con los permisos ambientales para la construcción de una central de 50 MW y la correspondiente línea de transmisión (220 kV).

El segundo emprendimiento, ubicado en el centro sur de Chile, se denomina Tolhuaca y fue desarrollado entre 2008 y 2012 por la compañía Geoglobal Energy LLC, la cual concluyó la exploración superficial y profunda con resultados que indican la presencia de un reservorio geotérmico con temperaturas de interés comercial.

Tolhuaca cuenta también con una resolución de calificación ambiental para la construcción de una central de 70 MW. Actualmente, el proyecto se encuentra en proceso de aprobación por parte del operador geotérmico Mighty River Power.

El BID también destaca el trabajo realizado en Bolivia para desarrollar el proyecto de Laguna Colorada, ubicado en el departamento de Potosí.

Señala que  después de las etapas de exploración superficial y profunda en las décadas de los años ochenta y noventa, en marzo de 2008 se presentaron los estudios en los que se estableció su factibilidad, técnica, económica y ambiental.

Se menciona también la firma de un acuerdo entre el gobierno boliviano y la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) para financiar esta central que deberá entrar en operación a partir del 2019.

 

Estudios de factibilidad

En Colombia, Perú y Ecuador los desarrollos de proyectos geotérmicos todavía se encuentran en etapa de estudios de factibilidad y se espera que en los próximos años se definan el potencial y las ubicaciones de los pozos de exploración profunda.

De esta manera, la empresa mixta de generación eléctrica Isagen de Colombia terminó con éxito los estudios de prefactibilidad del campo geotérmico del Macizo Volcánico del Ruiz y se prepara para la fase de exploración profunda, que se realiza en la segunda mitad de este año.

Para la realización de esta actividad, Isagen contó con un importante soporte económico del BID y del Fondo Mundial de Medioambiente.

En Ecuador, en el 2008 el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable auspició los estudios de prefactibilidad para cuatro de los principales campos geotérmicos nacionales denominados Chacana, Chachimbiro, Chalpatán y Binacional Tufiño.

Estos estudios, que actualmente siguen en curso, permitirán definir si se realiza la exploración profunda y en qué lugares.

Por su parte, Perú, con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Recursos Geotérmicos, ha abierto el sector a las inversiones del sector privador.

Actualmente existen varias concesiones de exploración, lo cual ocasionó la presencia de operadores geotérmicos de talla internacional como Alterra Power, Enel Green Power SpA, Energy Development Corporation y Hot Rock. Todos ellos se encuentran realizando estudios de prefactibilidad.

 

México y Centroamérica van por nuevas centrales

Si bien Sudamérica no cuenta con centrales geotérmicas operando, tanto México como los países de Centroamérica cuentan con experiencias exitosas del desarrollo de energía en base a esta fuente renovable.

La capacidad instalada actual asciende a cerca de 1.626 megavatios (MW) en cinco países. México suma 1.017 MW, Guatemala 48 MW, El Salvador 204 MW, Nicaragua 149 MW y Costa Rica 207 MW.

Adicionalmente, el informe del BID indica que México realiza una evaluación económica y ambiental de las operaciones del proyecto Cerritos Colorados, ubicado a unos 5 km al oeste de la ciudad Guadalajara, en el estado de Jalisco.

“El proyecto cuenta con un potencial comprobado de 75 MW  y una resolución de impacto ambiental favorable para la construcción de una planta de 25 MW”, añade el documento.

Mientras tanto, Costa Rica prepara un programa de geotermia en la región de Guanacaste con un paquete de tres proyectos denominados Las Pailas 2 y Borínquen 1 y 2, sumando un potencial de 165 MW.

De todos ellos, la evaluación técnica y económica para la segunda planta de 55 MW en Las Pailas presenta resultados favorables.

“A partir de lo visto anteriormente es posible concluir que América Latina y el Caribe han dado unos primeros pasos importantes en materia de geotermia, y que existen nuevos e interesantes prospectos en el corto y mediano plazo”, apunta el BID.

Sin embargo, el organismo afirma que si se quiere que la geotermia sea una nueva realidad industrial en la región, es necesario continuar con el apoyo económico-financiero y regulatorio del sector público y privado.