reporteenergia.com.- En los últimos cinco años, Fundación Natura, con apoyo de la Unión Europea, inició el proceso de expansión de los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) desde la cuenca de los Negros en los Valles de Santa Cruz a 10 municipios alrededor del Parque Nacional Amboró y el Área Natural de Manejo Integrado Río Grande Valles Cruceños.

Los ARA son un vehículo a través del cual, usuarios de agua cuenca abajo apoyan a través de proyectos de desarrollo, a comunidades o agricultores cuenca arriba, para conservar o restaurar ecosistemas importantes en la provisión de agua para riego y uso doméstico.

Los recursos colectados, son administrados por instituciones locales y el valor de la retribución es decidido en procesos participativos entre actores cuenca abajo y cuenca arriba.

El éxito de los ARA descansa en la simpleza del modelo y en una alianza sólida a nivel local entre la instancia prestadora del servicio de agua, gobiernos municipales y los productores.

“A través de los ARA hemos podido mejorar los medios de vida de 1.023 familias y proteger efectivamente 44.111 hectáreas de bosque en 10 municipios, de tal forma que cientos de familias se han convertido en guardianes del bosque del Parque Nacional Amboró y del ANMI Río Grande Valles Cruceños”, señala la Fundación Natura.

De igual manera se indicó que los recursos invertidos por la Unión Europea han permitido fortalecer o crear instituciones locales para mejorar la gestión de los recursos naturales, constituidas por el municipio, la entidad prestadora de servicios de agua y ONGs locales quienes colocan el 70% de los fondos para cambiar prácticas productivas y mejorar la conservación de las funciones ambientales.

A nivel local, los ARA fueros insertados en Cartas Orgánicas Municipales, como en los Municipios de El Torno, Comarapa y Vallegrande entre otros, lo que asegura fondos en el largo plazo para la conservación de las funciones ambientales de los ecosistemas críticos en la provisión de agua y biodiversidad. A nivel nacional, los ARA han sido reconocidos por el Mecanismo Conjunto de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático.