reporteenergia.com.- Entre los meses de enero y septiembre de este año, Repsol incorporó nueva producción en Bolivia, Brasil, Perú, Rusia y Estados Unidos. Entre estas nuevas incorporaciones destacan la del proyecto Kinteroni, en Perú y la de la primera fase del campo Sapinhoa en Brasil, según una nota de prensa de la compañía.

Repsol ha incrementado durante el año un 21% sus inversiones en el área de upstream, hasta alcanzar los 2.066 millones de euros. Gracias a ello, la compañía ha intensificado su actividad en exploración y producción a nivel internacional, con operaciones en Estados Unidos, Brasil, Rusia, Colombia, Angola, Trinidad y Tobago, Argelia, Rumanía y Noruega, entre otros.

En lo que va de año, la empresa ha realizado importantes descubrimientos de hidrocarburos, localizados en Brasil, Rusia y Estados Unidos, con lo que ha continuado su incorporación de recursos. En este sentido, destacan los dos descubrimientos realizados en Rusia este año. Los cálculos del Ministerio de Recursos Naturales y Ecología de la Federación Rusa apuntan a que los descubrimientos añadirían a Repsol unos 240 millones de barriles de recursos recuperables.

Por otro lado, tras el cierre del trimestre, Repsol ha realizado un importante descubrimiento en aguas ultraprofundas del Golfo de México estadounidense. Se trata del campo León donde se ha localizado una columna neta de más de 150 metros de hidrocarburos de buena calidad. En el negocio de upstream, la compañía ha obtenido un resultado de 585 millones de euros, en un periodo en el que ha continuado su exitosa campaña exploratoria. La producción media durante el año ascendió a 349.000 barriles equivalentes de petróleo al día, en la que se incluyen 27.900 barriles equivalentes de petróleo al día de nueva producción.

Repsol alcanzó en los nueve primeros meses de 2014 un beneficio neto de 1.646 millones de euros, un 27,9% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.