reporteenergia.com.- Con la presencia de funcionarios nacionales, provinciales, inversores internacionales, legisladores, empresarios, autoridades de Jujuy, y a través de una videoconferencia con la presidenta  de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, la empresa Sales de Jujuy SA, filial de Orocobre Limited, puso en funcionamiento su planta de producción de carbonato de litio.

En la comunicación la Presidenta dijo que “Esto tiene que llevarnos al sueño de fabricar las baterías de litio en Jujuy”.

A su vez la mandataria agregó que “Tenemos junto a  Bolivia y Chile una de las reservas de litio más importantes del mundo. Esto es un ejemplo de lo que puede realizar la Argentina profunda”, dijo.

La nueva etapa se enmarca en un plan de desarrollo sustentable y de inclusión para toda la región de influencia del Salar de Olaroz, ubicado en el Departamento de Susques.

La puesta en marcha del proyecto que gestiona Sales de Jujuy, conformado por las compañías australiana Orocobre y la japonesa Toyota en asociación con la empresa pública provincial JEMSE, demandó una inversión de $us 164 millones.

El yacimiento de litio y potasio está ubicado en el Salar de Olaroz, a escasos 60 kilómetros del límite con Chile y a 270 kilómetros de la capital jujeña. Su ubicación está próxima a vías de comunicación como la Ruta 52 y el Paso de Jama, y está al lado de la fuente de energía que constituye el gasoducto para desarrollar el producto.

La comercialización se hará por el Pacífico a través del Paso de Jama hacia los puertos de Chile o al Atlántico. Su producción está estimada en 18.000 toneladas de carbonato de litio y 36.000 toneladas de cloruro de potasio, con una vida útil estimada en 40 años.

Para algunos analistas, el potencial de litio en Argentina podría permitir en un futuro cercano conformar una OPEP del litio con Chile y Bolivia. Los tres países conforman el «triángulo del litio limpio» con el 85% de la reservas mundiales.