reporteenergia.com.- Un desarrollo sostenible de los recursos gasíferos en yacimientos no convencionales podría contribuir con cerca del 10% de la oferta total para la región en las próximas dos décadas, señala una de las conclusiones del estudio de la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) denominado: “Gobernanza del Gas Natural No Convencional Para el Desarrollo Sostenible de América Latina y el Caribe” – Experiencias generales y tendencias en Argentina, Brasil, Colombia y México.

De acuerdo al informe del organismo de Naciones Unidas, publicado a fines del mes pasado, esta situación abriría a los países la oportunidad de contar con un acceso universal a servicios de energía modernos propiciados por este desarrollo, en una complementación más no sustitución,  de fuentes energéticas renovables.

América Latina y el Caribe es una región importadora de gas natural. Ante la experiencia  de los Estados Unidos, en los últimos años se ha visto un creciente interés por parte de países como Argentina, Brasil,  Colombia  y  México  de  incorporar  paulatinamente  el  desarrollo  de  yacimientos gasíferos  no  convencionales  en  la  agenda  de  política  pública  tendiente  a  la  búsqueda  de  independencia  energética, crecimiento económico sostenible e inclusión social, siendo estos aspectos propios de la agenda mundial de desarrollo. Este interés crece tomando en cuenta que  los  recursos  regionales  se estiman  en  más  del  20%  del total a nivel mundial.

Queda en debate el grado en el cual la atracción de inversiones y la política interna de los países  coadyuvarían  a  la  consecución  de  los  anteriores  objetivos  al  presentarse  desafíos  en  torno  a  la búsqueda de alianzas en la dimensión económica, ambiental y social del desarrollo sostenible.

Haciendo pleno uso de su dominio sobre los recursos, los países analizados han optado por continuar con sistemas adjudicatarios aplicables a los yacimientos convencionales, como el caso de Brasil  y Colombia que siguen aplicando licitaciones públicas, o por el contrario por un  sistema mixto  el cual  involucra tanto las asignaciones directas  en áreas  reservadas a la empresa estatal o provincial cuanto en licitaciones públicas para las demás áreas, como es el caso de la Argentina y México.

Los resultados de las subastas se reflejaron principalmente en los compromisos de inversión exploratoria, los cuales estuvieron relacionados con la disponibilidad de información geológica, incentivos contractuales y fiscales, regulación socio ambiental específica, infraestructura disponible y coyuntura política propia de cada país.

Argentina y Colombia presentan importantes incentivos a nivel contractual, fiscal y de mercado para el  desarrollo de no convencionales.

A nivel contractual estos países permitieron plazos de exploración y  explotación más largos, asignaciones directas a concesionarios de yacimientos convencionales con interés en el  desarrollo de  no convencionales, menores tasas de  regalías y/o mayores precios  de comercialización mayorista en comparación con un desarrollo tradicional, entre otros.

Sin embargo en el Brasil y México, al estar en una etapa primaria del desarrollo, dichos incentivos no resultan ser tan evidentes.

El impacto de variables específicas por  sobre la rentabilidad de las inversiones es  interesante. Se determina que las variables  que presentan mayor impacto y  riesgo en la rentabilidad son: la producción inicial el primer año, el costo de inversión en pozos de desarrollo, la tasa de disminución de la producción, el costo de operación y las regalías.

La búsqueda de políticas enfocadas a contar con mayor información geológica y optimizar la perforación de pozos mediante aplicaciones tecnológicas de vanguardia, entre otros, influirían en la reducción de los costos de inversión y la factibilidad de proyectos.

A su vez existe  la  necesidad  de  apoyarse  en  normas  ambientales  específicas,  las cuales debieran establecer medidas relacionadas a la perforación y terminación de pozos u operaciones, además de la prevención y  mitigación  ante  posibles  afectaciones  en el  medio  ambiente  natural  y  la  salud  humana.

Evitar la maldición de los RRNN

El estudio recomienda contar con una institucionalidad ambiental y de recursos humanos idónea, para dar seguimiento a estas actividades de forma y manera independiente.

Algunas de las políticas tendientes a prevenir síntomas de la llamada maldición de los recursos naturales se darían por la creación de iniciativas nacionales, locales o empresariales hacia la inversión en  capital  humano.

Por otro lado la  implementación  de  un  enfoque  precautorio  hacia  los  posibles  impactos  ambientales identificados, requiere de un compromiso de las empresas del sector privado para mejorar e implementar una  política  ambiental  exigente  con  estándares  mínimos.

La premisa detrás de  la  política  de  RSE  requiere  que  las  empresas  actúen  no  solo  en vigilancia de normas locales sino también en función a estándares internacionales vigentes en la industria.