paginasiete.bo.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) comenzó ayer la venta de garrafas de gas licuado de petróleo (GLP) en las estaciones de servicio  que tiene en la ciudad de La Paz. Los integrantes de la Asociación de Surtidores (Asosur) quieren  distribuir el producto en las gasolineras privadas. 
La inauguración de esta modalidad de oferta  de GLP se realizó en el surtidor  Calacoto,  en la calle 25, y se podrá adquirir el carburante las 24 horas del día. Sólo hasta las 10:30  en ese punto  se logró   despachar cerca de 30 garrafas. El costo del GLP de 10 kilos es 22,50 bolivianos.

«Hemos iniciado la venta de GLP de 10 kilos en las estaciones de servicio propias de YPFB, es un servicio complementario a los que actualmente realizan los camiones distribuidores de garrafas. Este proyecto lo venimos ejecutando desde hace dos semanas que comenzó en Cochabamba y ahora en La Paz”, informó ayer   el director nacional de Distritos Comerciales de la estatal petrolera, Marcelo Coronado.

Los otros puntos de venta están en las  gasolineras de    San Pedro,  avenida Montes y   la  Entre Ríos y se espera en los siguientes días habilitar el surtidor de la avenida Periférica (ver cuadro). 

Los otros puntos de expendio están en los municipios de Patacamaya y Sorata. Aún falta consolidar la venta en El Alto, donde no hay una estación de servicio de la estatal petrolera.

En esta semana, la distribución también se extenderá a  los departamentos de Santa Cruz y Oruro. Hasta mediados de julio se prevé concluir en todas las regiones del país donde YPFB tiene 51 estaciones de servicio.
El 19 de mayo Página Siete informó que la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) aprobó una resolución en la que dispone la autorización para que YPFB venda  GLP en puestos fijos.

La disposición tiene  el objetivo de  evitar la comercialización de los cilindros en las tiendas de abarrotes, donde no hay el debido manejo ni medidas de  seguridad, y así abastecer al mercado interno. 

Para ello, YPFB impulsó la  construcción de una infraestructura metálica  (jaula) anexa  a las gasolineras, donde se dispone de la superficie necesaria para un almacenaje de 200 a 300 garrafas, que constantemente son rellenadas de acuerdo con  la solicitud.

La demanda de GLP en la ciudad de La Paz alcanza a 30.000 garrafas por día y en el área rural es hasta 8.000 por día.

Distribuidores privados

La ANH indicó que la Asosur  tiene interés para distribuir las garrafas en surtidores privados. 

El pedido  será  evaluado, anticipó ayer el director  de Coordinación Distrital de la ANH, Wálter Segovia.

«Los socios de Asosur mostraron interés en la comercialización de GLP, pero de momento la autorización, mediante una resolución, fue aprobada para las estaciones  operadas por YPFB. Debemos ver el alcance de la provisión y una vez que se termine con todas las estaciones de YPFB, evaluaremos el pedido”, dijo. 

 La ANH celebra su sexto aniversario 

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) celebra hoy su sexto aniversario con  la implementación tecnológica consolidada para la regulación, supervisión, control y fiscalización en la cadena de los hidrocarburos.

En 2009, con la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado,  se dio paso a la ANH, que reemplaza  a la Superintendencia de Hidrocarburos.
 Cumple las tareas de   regular, controlar, supervisar y fiscalizar las actividades de toda la cadena productiva hasta la industrialización.

Entre las tecnologías que  aplicó, están la instalación de cámaras de videovigilancia en 560 estaciones de servicio; se creó el   Sistema de Ubicación Georreferencial, la  colocación de GPS  en todos los cisternas, el B-Sisa, el control de la venta de carburantes y otros.