reporteenergia.com.- La capacidad de transporte de gas en el mercado interno se incrementará en un 70.3% al 2019, llegando a los 19.04 millones de metros cúbicos día (MMmcd), de acuerdo al Plan Estratégico Corporativo (PEC) 2015-2019 de YPFB Corporación.

En el 2014 se registró una capacidad de 11.18 MMmcd y se espera que para esta gestión se alcance los 13.52 MMmcd. La construcción de los ductos estará a cargo de YPFB, mediante sus subsidiarias YPFB Transporte e YPFB Transierra.

Entre los proyectos más importantes que permitirán este incremento y que se desarrollan actualmente, se destacan el Gasoducto Incahuasi – Cochabamba (GIC) de 502 kilómetros (km) de longitud y 24 pulgadas.

Su construcción se divide en dos tramos. La Fase I incluye el tramo Incahuasi – Tapirani con 240 km de longitud, el cual suministrará gas natural a Sucre y Potosí, a partir del año 2016.

Mientras que la Fase II Tapirani – Cochabamba, tendrá una longitud aproximada de 262 km y operará a partir del 2017, abasteciendo con gas a los mercados de Cochabamba, Oruro y La Paz.

También se construye la Fase V del Gasoducto al Altiplano (GAA) que busca atender la creciente demanda de La Paz, Oruro y usuarios intermedios. Con ello el ducto incrementará su capacidad de transporte a 143 millones de pies cúbicos (MMpcd).

La ampliación consiste en la instalación de la 5ta Unidad en la estación de compresión Sica Sica y de una 6ta y 7ma unidad en la estación de compresión Huayñacota, además de la construcción de una línea paralela de 36 km y 12 pulgadas entre Huayñacota y Totoroco.

Considerando la demanda incremental de gas natural prevista para el mercado de Potosí debido a la puesta en operación del complejo metalúrgico de Karachipampa, YPFB desarrolla la Fase I del proyecto de Expansión Gasoducto Sucre – Potosí (GSP).

La misma consiste en la construcción de una línea paralela en este tramo con una longitud aproximada de 48 km y un diámetro de 10 pulgadas. Se prevé su operación para el próximo año.

 

Exportación

En el caso del mercado externo, el plan quinquenal de YPFB señala que la capacidad de transporte de gas aumentará en un 15.4% para el 2019, con un total de 55.07 MMmcd.

El proyecto que explica este crecimiento es la Fase II-C Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA), que con la implementación de la 4ta unidad de compresión en la estación Campo Grande, el ducto transportará hasta 33 MMmcd de gas.

Otro emprendimiento importante que tiene que ver con el gas de exportación es la Interconexión Gasyrg – GIJA de 1.6 km.

Si bien la longitud no es de gran magnitud, se trata de un ducto sustancial, ya que a través de esta interconexión se garantizará la alimentación de gas rico a la planta de licuables Gran Chaco con volúmenes de hasta 20 MMmcd, para luego exportar el gas seco a Argentina.

Inversiones

En cuanto inversiones, el PEC 2015-2019 prevé un total de $us 869.4 millones destinados a la expansión, mantenimiento, construcción y continuidad del servicio de los gasoductos, tanto para el mercado interno como los de exportación.

De este monto, que será invertido en 19 proyectos, $us 441.6 millones están programados para las dos fases del GIC.

Oleoductos y poliductos

En líquidos, YPFB aumentará la capacidad de transporte para oleoductos en 12.500 barriles por día (BPD) en el 2015, alcanzando un total 67.500 BPD. Esta capacidad se mantendrá hasta el año 2019.

Mientras que en poliductos la capacidad crecerá paulatinamente de 25.146 BPD en el 2014 a 47.466 BPD.

En total YPFB prevé ejecutar 14 proyectos para la modernización y ampliación de la capacidad de oleoductos y poliductos, con una inversión de $us 103.7 millones