La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), desplegó toda su maquinaria de ingenieros, para iniciar con los estudios como parte de la convocatoria internacional para licitar la masificación de gas en 12 ciudades del país, entre ellas Puno y Juliaca. El último fin de semana estuvieron en Juliaca para socializar su propuesta, de entregar Gas Natural (GN) para uso domiciliario y vehicular, en conjunto con la Municipalidad Provincial de San Román.

La YPFB participa de la licitación convocada por Pro Inversión, a partir de ello enviaron varios grupos de trabajo a las 12 ciudades, con la finalidad de realizar los estudios y definir un proyecto viable para concretar la masificación de gas.

Los técnicos se reunieron y trabajaron por cerca de tres semanas en Juliaca, junto con el gerente de Desarrollo Urbano, Wilfredo Ventura Dávila; allí se recogió información para concretar un proyecto de ingeniería, dato poblacional, proyección de demanda entre otros.

COMPONENTES. Los técnicos explicaron que la YPFB pretende la construcción de las Estaciones de Regulación y las Plantas de Comprensión tanto en Puno como Juliaca. Esta planta será el punto cero de inicio de la compresión de gas natural. Se descomprime y se inicia con la distribución del gas. La planta en el caso de Juliaca, estaría ubicado en el sector de Chullunquiani (salida Arequipa), en un área de no menos de 2 mil metros cuadrados.

El abastecimiento, según la convocatoria, se realizaría inicialmente mediante el transporte virtual (Gas Virtual) con camiones hasta la estación de compresión, que será almacenado es unos tanques.

REDES. La propuesta boliviana comprende la construcción de una red primaria y redes secundarias independientemente en cada ciudad. Construida la red primaria se prevé la construcción de estaciones de Gas Vehicular y la distribución de gas para uso industrial.

Luego viene la construcción de redes secundarias, cuyos ductos fueron distribuidos en distintos puntos de la ciudad de Juliaca. Las redes secundarias alimentarán lo que los técnicos bolivianos llaman, las “Estaciones Distritales”. En la ciudad de los Vientos se instalarán 11 estaciones de distribución y cinco en Puno. Cada estación ocupa un área de unos 40 metros cuadrados. A partir de estas estaciones, se iniciará con la conexión domiciliaria.

La convocatoria indica que el programa de Gobierno, Fondo de Inclusión Social Energética (FISE) subvencionará el costo de instalación a domicilios.

Bolivia basada en la convocatoria, explica que la proyección es atender 100 mil usuarios al iniciar el abastecimiento y prevén una inversión de más de 350 millones de dólares.

Este 20 de octubre, Bolivia presentará el proyecto de ingeniería a ProInversión. Si ganan el proceso en los siguientes tres años, concluirán con la construcción de las obras civiles e instalación de redes, consecuentemente se hará la instalación de redes.

Los representantes bolivianos, explicaron que su proyecto garantiza la seguridad. El gas natural es mucho mas seguro que el balón de Gas Licuado de Petroleo (GLP), debido a que su presión es 300 veces menor que el GLP, por ejemplo en el caso de fugas.

Es muchísimo más económico que el GLP y la energía eléctrica. Es limpio y no es venenoso. El suministro además es continuo y diario, lo que permite al usuario contar con el servicios sin cortes ni los coloca en apuros. Su uso se regula con un medidor.

Bolivia no solo prevé la conexión domiciliaria, sino también aspira al suministro del gas natural.

Por lo pronto, proponen el transporte del gas mediante ductos desde Desaguadero, dónde los habitantes ya cuentan con gas en casa.

diariocorreo.pe