Standard & Poor’s está aplicando un severo castigo a las multinacionales petroleras muy expuestas a la cotización del precio del crudo en sus perspectivas de rating. La rebaja afecta a un total de 14 compañías, entre ellas Repsol. La agencia de calificación advierte que la grave caída del barril está siendo sólo parcialmente compensada por las medidas de reducción de costes en 2015 y estima que los márgenes de refino podrían ser en 2016 “un tercio inferiores a los de 2015”.

Es de­cir, que la ac­ti­vidad que está man­te­niendo ahora los re­sul­tados de las com­pañías ame­naza con caer en pi­cado, lo que obliga a fuertes ba­jadas en los gas­tos.

Pintan bastos para las grandes del sector con grandes in­tereses en la ac­ti­vidad ups­tream (exploración y pro­duc­ción de crudo y gas). Las nuevas pre­vi­siones de S&P apuntan a un precio del ba­rril a 50 dó­lares en lo que resta de 2015, a 55 dó­lares en 2016 y 65 dó­lares en 2017, para al­canzar los 70 dó­lares a partir de 2018. Unos pro­nós­ticos que el sector co­mienza a creerse y que no se mo­di­fi­ca­rían al alza a no ser que se pro­du­jera un con­flicto in­ter­na­cional muy grave que afec­tase a los prin­ci­pales países pro­duc­to­res.

Aparte de Repsol, mul­ti­na­cio­nales como British Peroleum, Total, Shell, Eni, Statoil y Nostrum Oil & Gas, están bajo el ojo del hu­racán de la ca­li­fi­ca­dora de ries­gos, a las que ha re­ba­jado sus pers­pec­tivas de ra­ting. En la ma­yo­ría, ha si­tuado una pers­pec­tiva ne­ga­tiva, de­bido no sólo a los bajos pre­cios del crudo sino tam­bién al des­censo que se es­pera se pro­duzca en los már­genes del re­fino y del mar­ke­ting. Muchas de ellas como Repsol, están lo­grando, hasta ahora, ami­norar el im­pacto ne­ga­tivo en sus re­sul­tados gra­cias a esta se­gunda ac­ti­vi­dad, por lo que si los már­genes son más dé­biles en 2016, la si­tua­ción sería aún mucho peor. Para darse una idea de lo que ac­tual­mente su­pone, estas dos ac­ti­vi­dades aportan más del 70% del re­sul­tado bruto de ex­plo­ta­ción (Ebitda) de la pe­tro­lera es­pañola.

Exigencia de más ajus­tes

En el caso de la com­pañía que pre­side Antonio Brufau, S&P señala que, para man­tener el ra­ting ac­tual, la pe­tro­lera ten­dría que hacer más ajustes de los pre­vistos y que tam­poco realice ope­ra­ciones de riesgo que pu­dieran tener un im­pacto ne­ga­tivo sig­ni­fi­ca­tivo en sus flujos de caja, pese a que man­tenga el di­vi­dendo. La agencia ha con­fir­mado el ra­ting BBB- pero re­visa a la baja su pers­pec­tiva, pa­sando de es­table a ne­ga­tiva. El valor de la pe­tro­lera no se re­sintió sino que subió un 2,63%, si­tuán­dose ya en 12,11 eu­ros, cuando hace una se­mana es­taba a 10 eu­ros.

La agencia des­taca que la con­fir­ma­ción del ra­ting ac­tual se basa no solo en la for­ta­leza de los már­genes del re­fino sino tam­bién en las des­in­ver­siones eje­cu­tadas en las úl­timas fe­chas por valor de 1.000 mi­llones de eu­ros, para hacer frente a la deuda por la compra de la ca­na­diense Talisman Energy en mayo pa­sado. El en­deu­da­miento de la pe­tro­lera as­ciende a 13.200 mi­llones de eu­ros.

Ahora bien, avisa del riesgo de una po­ten­cial re­baja de ca­li­fi­ca­ción en el curso de los pró­ximos dos años, si las me­didas fu­turas que piensa poner en marcha no im­pulsan el re­sul­tado de la com­pañía. “Creemos que los ges­tores cuentan tanto con las he­rra­mientas como con el com­pro­miso de pro­teger los ra­tings en au­sencia de un mayor co­lapso sos­te­nido de los pre­cios o los már­genes de re­fi­no”, señala.

El pa­sado 23 de oc­tu­bre, Fitch Ratings anunció tam­bién que man­tiene la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ticia de la deuda a largo plazo de Repsol en BBB, con pers­pec­tiva es­ta­ble, al tiempo que con­serva la de su fi­lial Talisman Energy, en BBB, con idén­tica pers­pec­tiva. La ca­li­fi­ca­ción de Fitch se ve apo­yada por la for­ta­leza de la pe­tro­lera en el área del re­fino y del mar­ke­ting y por el mayor peso y mejor di­ver­si­fi­ca­ción del ne­gocio del ups­tream tras la compra de la ca­na­diense.

Plan Estratégico, en el horno

La ad­ver­tencia de Standard & Poor’s se pro­duce a casi una se­mana de que Repsol pre­sente su nuevo plan es­tra­té­gico pre­visto para el pró­ximo día 15. En el mismo, Brufau y su con­se­jero de­le­gado, Josu Jon Imaz, anun­ciarán pre­vi­si­ble­mente un nuevo plan de des­in­ver­siones -además del ya rea­li­za­do-, y un ajuste de plan­tilla del que ya han in­for­mado por carta a los 25.000 tra­ba­ja­do­res. La em­presa ha anun­ciado que re­du­cirá en un 6% la plan­tilla en los pró­ximos tres años lo que su­pone unos 1.500 tra­ba­ja­dores me­nos.

La pe­tro­lera había des­car­tado ini­cial­mente un ajuste pero la pre­sión de las agen­cias de re­ducir costes ha obli­gado a la em­presa a aplicar re­cortes la­bo­ra­les. En una nota en­viada la pa­sada se­mana a los em­plea­dos, señala que, tras haber al­can­zado sus ob­je­tivos de cre­ci­miento, Repsol pre­para un plan “orientado a la crea­ción de va­lor” y en­ca­mi­nado a for­ta­lecer su mo­delo de ges­tión y a “generar nuevas ven­ta­jas” a partir de las opor­tu­ni­dades que brinda el ac­tual perfil de la com­pañía. “Es con esta vi­sión con la que, en los tres pri­meros años del Plan Estratégico abor­da­remos un nuevo di­men­sio­na­miento para nuestra plan­tilla mun­dial, re­du­ciendo un 6% el ta­maño ac­tual”, sub­raya.

Por otro lado, la pe­tro­lera ha cum­plido el plan de des­in­ver­siones anun­ciado ini­cial­mente de 1.000 mi­llones de euros y al que se había com­pro­me­tido con la venta de su ne­gocio ca­na­li­zado a Gas Natural y Redexis Gas por 651,5 mi­llones de eu­ros. Además, se ha des­pren­dido del 10% del ca­pital que tenía en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) al grupo in­versor Ardian por 325 mi­llo­nes. Y ha ven­dido tam­bién a British Gas las par­ti­ci­pa­ciones que tenía en tres blo­ques de ex­plo­ra­ción de crudo en Canadá, en la costa atlán­tica, por 63 mi­llo­nes. Con estas tres ope­ra­cio­nes, Repsol su­pera los 1.000 mi­llones pre­vis­tos, con unas plus­va­lías pró­ximas a los 700 mi­llones de eu­ros, pero no se des­carta que pueda haber nuevas ven­tas.

capitalmadrid.com