Este jueves, el Ministerio Público aprehendió a Ana Belén Camacho porsupuesto enriquecimiento ilícito vinculado a la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) mientras que su hermana, Selva Camacho será presentada ante el juez este viernes.

También está detenido Alejandro Bell Camacho, hijo de Selva, acusado de los mismos delitos: enriquecimiento ilícito, cohecho activo y pasivo, entre otros.

Ana Belén Camacho es una de las implicadas por el caso de corrupción al interior de la Unidad de Comunicación de YPFB y era propietaria de las empresas Structura y Omnimedia. Presuntamente, se benefició de contratos de publicidad de la estatal petrolera de manera irregular.

Tras una investigación de la Unidad de Transparencia de YPFB se estableció que son cuatro empresas implicadas en corrupción: Bell Comunicaciones, Omnimedia, Structura y Bravo Servicios Integrales y Comunicación, todas relacionadas con Selva Camacho, su hermana Ana Belén Camacho y su hijo Alejandro Bell Camacho.

Las cuatro empresas se adjudicaron licitaciones de campañas y eventospor un monto total de 680.791 dólares de los cuales YPFB canceló 563.157 dólares.

eldeber.com.bo