┏◣ INFORME. Banco Central de Bolivia y Comisión Económica para América Latina y el Caribe

La Inversión Extranjera Directa Neta (IED) que captó Bolivia en el primer semestre del año 2016 alcanzó 303,2 millones de dólares, un 51% menos que los 617 millones de dólares recibidos hasta junio de 2015, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB), mientras que a nivel América Latina y el Caribe, la reducción fue de 9,1% hasta el 2015, señala un informe de la CEPAL.
El sector hidrocarburos continúa como el rubro más importante para el capital extranjero, con una intensa actividad en exploración y explotación de gas en el país, indica el Reporte de Capital Privado Extranjero en Bolivia, del BCB, seguido por los servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler con $us170 millones y la industria manufacturera con $us124 millones. Los tres sectores totalizan una participación de 85,8% del total.
Según el Reporte Semestral del BCB, las causas tienen que ver con el contexto externo adverso y caída de precios de materias primas. El documento revela que durante el primer semestre de 2016, el flujo de la IED bruta recibida sumó 669 millones de dólares. Esto por aportes de capital y préstamos intrafirma, y en menor medida por las utilidades reinvertidas.
La «desinversión” alcanzó un valor de 366 millones de dólares, explicada por retiros de capital en los sectores de minería, hidrocarburos y de intermediación financiera y por amortizaciones de préstamos, señala el reporte.

banco central de bolivia logo

 

⇒ Banco Central de Bolivia, Reporte de Capital Privado Extranjero.

«La caída de precios de las materias primas, afectó negativamente a los sectores de hidrocarburos y minería, y a sus utilidades».
En el primer caso, el BCB explica que se efectuó una operación de compra de acciones por parte de un holding a una empresa de inversión extranjera y en los sectores de minería e hidrocarburos se realizaron pagos de dividendos extraordinarios (superdividendos) que se registran como disminuciones de capital social.
«Como resultado, la IED neta en el primer semestre registró un flujo positivo de 303 millones de dólares, monto menor al registrado en el primer semestre de 2015”, precisa el BCB.
De acuerdo con el reporte del instituto emisor, la IED por modalidad refleja una reducción en el primer semestre de las utilidades reinvertidas (que en los últimos años fue uno de sus principales componentes), debido al contexto internacional adverso de caída de precios de las materias primas que afectó negativamente a los sectores de hidrocarburos y minería.
Por actividad económica, el flujo de la IED Bruta en el primer semestre de 2016 se concentró principalmente en hidrocarburos con 280 millones de dólares. Este monto es inferior en 41% a los 483,2 millones de dólares captados hasta junio de 2015.
El país también captó flujos de IED en los servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler con 170 millones de dólares y en la industria manufacturera con 124 millones de dólares.
La minería que en el primer semestre de 2015 registró una inversión de 79,9 millones de dólares, este año en el reporte del BCB tiene un flujo negativo de 34,3 millones de dólares.
«La caída de precios de las materias primas, anteriormente mencionada, afectó negativamente a los sectores de hidrocarburos y minería, y por tanto a sus utilidades reinvertidas que se registran como IED, las cuales incluso, en el caso de minería, llegaron a ser negativas”, subraya el reporte del BCB.

PERÚ ES EL PAÍS QUE MÁS
CAPITAL INYECTA
Los flujos de Inversión Extranjera Directa Bruta registrados en el primer semestre de 2016 provinieron principalmente de Perú con 190 millones de dólares, revela el Reporte Semestral de Capital Privado Extranjero en Bolivia del BCB. Le siguen a continuación España con 159 millones de dólares y Francia con 144 millones de dólares.
Los flujos que provinieron de Perú se destinaron al sector servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler, los de España se dirigieron principalmente a los sectores de hidrocarburos e industria manufacturera.
La IED proveniente del país creció de manera significativa en 369%, la de Francia en 74% y la de Estados Unidos en 38%. Del total de flujos de IED recibidos, a Perú corresponde el 30%, a España 25%, a Francia 23% y a Estados Unidos el 8% entre los más importantes, señala el informe del BCB.

EL SECTOR HIDROCARBUROS
ES EL DE MAYOR INTERÉS
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informó en junio que el sector de los hidrocarburos continúa como el más importante para el capital extranjero.
En su reporte destacó el anuncio de la petrolera francesa Total de invertir unos 800 millones de dólares entre 2016 y 2018, y el comienzo de la producción conjunta de la rusa Gazprom y la argentina Tecpetrol en el campo de Incahuasi, en julio de 2016. En la primera etapa se prevé que la extracción de gas en Incahuasi alcance los 6,7 millones de metros cúbicos diarios.
Asimismo, la firma española Repsol prevé ejecutar 1.500 millones de dólares tras concretar el aumento de producción del campo Margarita.
La británica British Gas Group (BG Group) proyecta la inversión de 300 millones de dólares para la exploración geológica de varias zonas del país hasta 2019.
Entre tanto, la petrolera rusa Gazprom y la brasileña Petrobras también programan inversiones por más de 2.000 millones de dólares para la exploración petrolera en el país durante los próximos años, añadió el reporte de la CEPAL.

BRASIL Y MÉXICO LOS MAYORES RECEPTORES DE INVERSIÓN
Pese a la baja general, los resultados por países fueron dispares. En Brasil la IED se redujo 23%, hasta los 75.075 millones de dólares, aunque el país se mantuvo como el principal receptor de estos flujos en la región (acumulando 42% del monto total). En México, segundo mayor receptor, las entradas aumentaron 18%, alcanzando 30.285 millones de dólares, uno de sus niveles más altos en siete años. El sector manufacturero, principalmente la industria automotriz, y las telecomunicaciones recibieron las mayores inversiones en ese país.
La disminución de los precios de los minerales afectó negativamente los ingresos de IED en Chile (20.457 millones de dólares) y Colombia (12.108 millones de dólares), que cayeron 8% y 26%, respectivamente.
En Argentina las entradas aumentaron 130% hasta los 11.655 millones de dólares, alza que se explica porque en 2014 se contabilizó la nacionalización del 51% de YPF realizada en 2012 (que significó una desinversión de cerca de 6.000 millones de dólares en 2014).
En Centroamérica los ingresos de IED aumentaron 6%, totalizando 11.808 millones de dólares. Con 43% del total, Panamá continúa siendo el principal receptor en la subregión; le siguen Costa Rica (26%), Honduras (10%) y Guatemala (10%). Por su parte, la inversión extranjera directa en el Caribe disminuyó 17% hasta alcanzar 5.975 millones de dólares. ▲

TEXTO: Redacción Central
redaccion@reporteenergia.com