Este 17 de abril, una corte federal de Nueva York validó un acuerdo que la constructora brasileña Odebrecht aceptó a pagar la suma de 2.600 millones de dólares a Estados Unidos (EEUU), Suiza y Brasil debido al sistema de sobornos extendido por varios países latinoamericanos.
Según documentos oficiales, la sentencia del juez Raymond Dearie, del distrito Este de Nueva York, confirmó el acuerdo entre el Departamento de Justicia estadounidense (DOJ, por sus siglas en ingles) y Odebrecht anunciado en diciembre del año pasado.
De los 2.600 millones de dólares, EEUU recibirá 93 millones de dólares, Suiza recibirá 116 millones de dólares mientras que el restante quedará para Brasil, unos 2.391 millones de dólares.
Braskem, una filial de Odebrecht no mencionada en el papel de la corte, también acordó pagar 957 millones de dólares, por lo que según la justicia estadounidense, es el mayor caso en su jurisdicción por sobornos pagados por empresas extranjeras.
Según DOJ, las dos empresas, que cotizan en la bolsa de Nueva York, utilizaron el sistema financiero y bancario de EEUU para pagar “Ccentenas de millones de dólares en sobornos”
El expresidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, expresó mediante una declaración a la Justicia divulgada este 15 de abril que el 75% de las campañas electorales en Brasil se financiaron irregularmente por medio de pagos no declarados.
A partir de 2001, Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales y partidos políticos en diversos países para garantizar contratos, según lo determinó la investigación en EEUU.
Los sobornos se extendieron a países de África y América Latina como Venezuela, Perú, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, Argentina, Colombia y Guatemala.
Son 8 ministros del presidente de Brasil, Michel Temer y casi un centenar de parlamentarios de más de 10 partidos políticos que están entre los investigados. ▲

TEXTO: Redacción Central
redaccion@reporteenergia.com