Bolpegas, que es el promotor de esta tecnología en Bolivia, trabaja en proyectos de adquisición en áreas del departamento de Tarija, La Paz y Beni. Se aplica a geotermia, aguas subterráneas, prospección minera o petrolera.

El método de Magnetotelúrica (MT) fue exitoso en la exploración petrolera en algunas áreas del Subandino Sur de Bolivia en los últimos 15 años, según afirma el gerente general de Bolivia Petróleo y Gas Consultores y Servicios S.R.L. (Bolpegas), Carlos Carrillo Salinas.

Carrillo indicó que el primer paso en la inserción a esta técnica lo dio la empresa Total E&P Bolivia el año 2001, quien la utilizó como parte de su programa de exploración en el Bloque Itaú.

Foto: Inducción de seguridad dirigida al equipo de profesionales de Bolpegas antes de iniciar operaciones para el cliente.

Posteriormente fueron más empresas operadoras en el país las interesadas en este tipo de tecnología. Actualmente la MT es considerada como parte constituyente de los programas Upstream de la Faja Plegada y Fallada del Subandino del país tanto por los operadores privados como por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y sus afiliadas.

Por otro lado, existe una asociación accidental constituida legalmente en septiembre del 2016 por parte de Bolpegas y la empresa rusa Nordwest, mediante esta sociedad se adjudicaron dos proyectos licitados por YPFB para la adquisición, procesamiento e interpretación de datos MT: La Adquisición Integral Magnetotelúrica Subandino Sur y La Adquisición Integral Magnetotelúrica Subandino Norte.

Foto: Equipo electrónico para realizar el trabajo de magnetotelúrica.

Subandino Sur
El proyecto denominado Adquisición Integral Magnetotelúrica Subandino Sur se encuentra ubicado en el departamento de Tarija y se extiende a las provincias de Gran Chaco, Aniceto Arce, O´Connor de Tarija. Morfológicamente se encuentra ubicada en el área tradicional petrolera del Subandino Sur de Bolivia. El alcance del trabajo consiste en la adquisición, procesamiento e interpretación de 2236 Estaciones MT y hasta 671 Estaciones TDEM que se distribuyen sobre líneas en un área de aproximadamente 4600 km2.

Este proyecto arrancó en noviembre de 2016 y su conclusión se estima para octubre de 2017. Para este efecto se movilizó 27 equipos completos de registro MT, entre 200 y 250 personas, un helicóptero y hasta 35 vehículos en operaciones.

Subandino Norte
El proyecto denominado Adquisición Integral Magnetotelúrica Subandino Norte se encuentra ubicado en los departamentos de La Paz y Beni, se expande en las provincias de Sud Yungas, Franz Tamayo, Larecaja, Abel Iturralde, Caranavi de La Paz y General José Ballivián del Beni. Morfológicamente está ubicada en el Subandino Norte, área No Tradicional Petrolera de Bolivia. El alcance de trabajo de este proyecto consiste en la adquisición, procesamiento e interpretación de 3309 Estaciones MT y hasta 994 Estaciones TDEM, divididas en dos fases separadas, que se distribuyen sobre líneas en un área de aproximadamente 5750 km2.

Estos dos proyectos, por sus respectivos alcances, características y extensión, constituyen un récord para Bolivia y América Latina. No nos equivocamos al mencionar que ambos proyectos marcarán hitos en la exploración petrolera internacional con el método MT, dice Carrillo.

Foto: Los técnicos de Bolpegas trasladan los electrodos al proceso de operación de campo.

Según el titular de Bolpegas, el método MT en la exploración petrolera se aplica en las estructuras geológicas que presentan complejidad tectónica e inversión de velocidades sísmicas y en consecuencia problemas de iluminación con la sísmica de reflexión; en las cuencas afectadas por Tectónica de Sal y en las Fajas Plegadas y Falladas.

“El método MT está basado en los fenómenos de inducción electromagnética, que es un principio físico fundamental. Se trata de un método geofísico consolidado en muchos años de investigación y desarrollo, hecho que se constituye en su mejor garantía”, manifestó Carrillo.

Asimismo, la aplicación del método de MT se ha difundido a nivel global y su utilidad depende de los objetivos que se persigan, ya sean estos de carácter geotérmico, aguas subterráneas, prospección minera o petrolera.

La Magnetotelúrica es un método geofísico de prospección que estudia la distribución de la conductividad eléctrica en el subsuelo. Utiliza como fuente de energía un amplio espectro de variaciones geomagnéticas que ocurren naturalmente en la tierra y observa los efectos de inducción electromagnética (EM) que las mismas generan en el subsuelo.

La MT implica la medición de las variaciones del campo magnético (B) así como del campo eléctrico (E) en la superficie del terreno o lecho marino, como un medio para determinar la estructura y distribución de la resistividad eléctrica de las formaciones geológicas en profundidades que varían entre algunas decenas de metros hasta varios miles de metros.

El método MT no requiere de una fuente artificial emisora de señales (generadores, cables, sincronización, etc.). Es una actividad prospectiva no invasiva y en consecuencia de impacto ambiental descartable.

Esta característica es uno de sus atributos principales respecto a otras técnicas de exploración geofísica, por ejemplo, la sísmica de reflexión.

EL gerente de Bolpegas señala que sin embargo, la fuente natural no siempre es estable, depende de la actividad geomagnética natural de la tierra y es sensible a ruidos industriales y culturales, por ejemplo: líneas eléctricas, máquinas eléctricas, ferrocarriles, tuberías, poblaciones etc.

Bolpegas espera poder ampliar sus servicios a nuevos proyectos en Bolivia y así aportar a la adqusición y procesamiento de datos en base a la MT.

Texto: Fernando Aguirre G.

faguirre@reporteenergia.com