Los precios del petróleo están llegando a niveles que podrían resultar perjudiciales, no solo para la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a medida que los mercados mundiales se ajustan y una importante crisis de oferta se cierne sobre Venezuela, dijo el titular de la Agencia Internacional de Energía (AIE), de acuerdo con Bloomberg.

“Hay que tener cuidado con lo que se desea”, dijo el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en una entrevista con Bloomberg TV desde Berlín. La advertencia de la agencia, que asesora a la mayoría de las principales economías en política energética, surge tras el alza del precio del petróleo a un máximo de tres años. Mientras, recortes en la producción y un creciente consumo van reduciendo un superávit mundial.

“Si los precios aumentan muy por encima de los niveles que tenemos ahora, podría haber consecuencias que posiblemente no sean las deseadas por los productores establecidos de petróleo, como un menor crecimiento de la demanda mundial de petróleo”, dijo Birol. También se podría estimular la producción desde las aguas profundas de México, de shale de Estados Unidos, de Brasil, etc.

Los precios de petróleo se ven impulsados por la escalada de las tensiones políticas de Medio Oriente y por las pérdidas de la oferta en Venezuela, miembro importante de la OPEP, donde la economía continúa deteriorándose.

“Vemos un gran riesgo de una crisis de oferta en Venezuela, que ha sido un importante exportador de petróleo”, dijo Birol. “Un país que tiene enormes reservas, hoy está importando petróleo, lo cual es una muy mala noticia para el mercado petrolero, pero en especial para los ciudadanos de Venezuela”, añadió Birol.

Con información y foto de Merca2