El Gobierno boliviano perfila la exportación de 446.000 toneladas de urea este año a los mercados de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay, informó ayer el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

El titular, en su informe oral presentado a la Cámara de Senadores, destacó la consolidación del proceso de industrialización del gas con la puesta en marcha de la planta de amoniaco-urea.

“Estimamos que vamos a llegar a (exportar) 446.000 toneladas de urea, muchas de ellas están en proceso, son ventas estimadas, estamos revisando documentación, haremos licitaciones, hay empresarios paraguayos que quieren comprar urea”, informó Sánchez tras presentar su informe.

Según los cálculos del ministro, se estima obtener cerca de 150 millones de dólares (MMdd) de ganancias con la venta del fertilizante a los cuatro países mencionados. La estatal petrolera firmó un contrato con la empresa suiza Keytrade para vender 335.000 toneladas de urea al Brasil. También firmará otro contrato para la exportación de otras 2.000 toneladas de fertilizante.

A Uruguay se destinará 2.000 toneladas los primeros días de mayo, Argentina recibirá cerca de 50.000 toneladas; el norte argentino, 5.000 toneladas, y Paraguay, 15.000 toneladas. Sánchez indicó que ese tipo de contratos demoran un poco por las negociaciones que se realizan, en función al precio internacional y los volúmenes requeridos.

Paralización de la planta

En cuanto a la paralización de la planta de urea, aclaró que se realizó un mantenimiento preventivo por la detección de vibraciones en un equipo de rotación.

El ministro señaló que la planta de fertilizantes reanudará sus operaciones en un lapso de 10 días aproximadamente, e incluso invitó a la prensa para que verifique nuevamente la operación del complejo industrial.

Con información de Cambio

Foto: Ministerio de Comunicación