El fabricante español de seguidores Soltec abrirá un nuevo centro de investigación en la ciudad de Livermore, cerca de Silicon Valley, en California. La inauguración tendrá lugar el próximo 9 de julio.

El fabricante y suministrador español de seguidores solares horizontales a un solo eje Soltec abrirá un nuevo centro de investigación en la ciudad de Livermore, cerca de Silicon Valley, donde la compañía tiene su sede de Estados Unidos.

El proyecto de California recibe el nombre de Bifacial Tracking Evaluation Center (BiTEC) y su objetivo principal es evaluar la influencia de parámetros de instalación como la altura de montaje, el sombreado o el albedo, en el rendimiento de los seguidores bifaciales en comparación con el rendimiento de las estructuras fijas.

“Algunas variables como la radiación difusa o el efecto de la altura del módulo en la reflexión de luz sobre la parte trasera del panel fotovoltaico que son consideradas de poca importancia en instalaciones con módulos solares monofaciales, tienen un impacto importante en la ganancia bifacial”, dice Javier Guerrero, responsable de I+D de Soltec Estados Unidos, quien supervisa el proyecto BiTEC.

Soltec y BiTEC cuentan con la cooperación del Laboratorio Nacional de Energías Renovables de Estados Unidos (NREL, por sus siglas en inglés), que está ayudando principalmente a ajustar los modelos de simulación.

Black & Veatch y el Centro de Pruebas de Energía Renovable de California (RETC) también se han unido al centro de investigación bifacial de Soltec.

“Soltec apoya el aprendizaje colaborativo y el intercambio de conocimiento. Por eso, el proyecto BITEC está abierto a que otras compañías de ingeniería y del sector solar se sumen. De esta forma, estas compañías no necesitarán crear sus propios bancos de pruebas bifaciales”, anunció el CEO de Soltec, Raúl Morales.

Soltec fabricó en 2015 el primer seguidor fotovoltaico específicamente diseñado para montar paneles bifaciales en una planta energética. Esta instalación, realizada por Enel con módulos de JinkoSolar, provee energía limpia al observatorio astronómico de La Silla, en Coquimbo (Chile).

Con información de PV Magazine Latam