Autoridades del Ministerio de Hidrocarburos y representantes de la Asociación de Surtidores (Asosur) del país definirán, el próximo miércoles, los lineamientos para la comercialización del etanol (biocombustible). En septiembre se iniciaría la venta.

“Estamos todavía en reuniones con el Ministerio de Hidrocarburos” porque ya es de conocimiento público que el Gobierno ha anunciado que el biocombustible se empezará a comercializar entre septiembre y octubre de la presente gestión. “Yo creo que ahí vamos a tener algo más concreto”, informó ayer a La Razón la presidente de Asosur La Paz, Carla Zuleta.

El 8 de marzo, el Gobierno y los empresarios privados lanzaron el programa de producción de etanol “Bolivia en la era del biocombustible”. En esa oportunidad, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, dijo que la producción de este combustible tendrá un impacto positivo en la balanza comercial del país de unos 400 millones de bolivianos en 2018, que antes se utilizaban para la importación de gasolina.

Se estima una producción de 80 millones de litros de etanol durante esta gestión con lo que se tiene previsto dejar de importar esa misma cantidad de gasolina.

Con la producción de este nuevo combustible —según el Ministerio de Hidrocarburos— se disminuirá la subvención de la gasolina en unos 60 millones de dólares (MMdd).

El alcohol anhidro (libre de agua) es extraído de la caña de azúcar y funciona como aditivo de la gasolina para obtener un mayor volumen para la comercialización, además de aportar un mayor octanaje. Su producción coadyuvará al autoabastecimiento de este combustible en el país.

Con información de La Razón

Foto: Fernando Aguirre G. / Reporte Energía