El enfriamiento chino -la inversión allí ya ha caído un 29% en este primer semestre- se va a traducir en sobrecapacidad de producción, por una parte, y caída de precios, por la otra: bajada de costes más acusada que ha que había previsto la consultora en su penúltimo informe: Bloomberg preveía hace unos meses una caída del precio del 27% y ahora estima que esa caída podría alcanzar los 34 puntos, hasta un precio medio (a finales de año) de 24,4 centavos de dólar por vatio.

La desaceleración china, nación que está rediseñando su modelo de ayudas a las energías renovables, no ha afectado apenas a los números globales del sector (en lo que a la inversión se refiere). Y eso que el gran gigante asiático acumuló, él solo, más de la mitad de la inversión mundial en energía solar fotovoltaica el año pasado. El caso es que, a pesar de esa desaceleración, Bloomberg señala en su último informe que la inversión global en energías limpias ha caído apenas un 1% en este primer semestre del año (con respecto al primer semestre del año pasado).

Efectivamente: una caída de un punto a escala global si hacemos balance del primer semestre; o un incremento de la inversión del 8% si tenemos en cuenta solo el segundo trimestre (abril, mayo, junio) del corriente. Esos son los dos guarismos clave (-1% aplicado a todo el semestre y +8% aplicado al segundo trimestre) del último balance Bloomberg. En fin, que la inversión ha caído un 1% (con respecto al primer semestre del año pasado), pero que, conforme han ido pasando los meses de este 2018, ha ido remontando. Lo ha hecho hasta cerrar un segundo trimestre -abril, mayo, junio- durante el cual la inversión ha crecido hasta superar en ocho puntos la registrada durante el mismo período -abril, mayo, junio- del año pasado. Estabilidad, pues.

Bloomberg desglosa por sectores

La inversión en solar fotovoltaica (FV) ha caído 19 puntos en este primer semestre (siempre con respecto al mismo período del año anterior) y se ha situado en los 71.600 millones de dólares; mientras que la inversión en eólica ha crecido un 33%, hasta alcanzar los 57.200 millones de dólares. La caída en la FV se debe, como apuntábamos arriba, a (1) el enfriamiento del bum solar chino (cooling-off in China’s solar boom) y a (2) la brutal bajada de costes que continúa experimentando el sector (el precio de instalar un megavatio de potencia solar fotovoltaica es cada vez más bajo gracias a la investigación y el desarrollo). Bloomberg espera confirmar estas tendencias en el segundo semestre del año.

El enfriamiento chino -la inversión allí ya ha caído un 29% en este primer semestre- se va a traducir en sobrecapacidad de producción, por una parte, y caída de precios, por la otra: bajada de costes más acusada que ha que había previsto la consultora en su penúltimo informe: Bloomberg preveía hace unos meses una caída del precio del 27% y ahora estima que esa caída podría alcanzar los 34 puntos, hasta un precio medio (a finales de año) de 24,4 centavos de dólar por vatio. El recorte chino podría propiciar -según Bloomberg- que la potencia nueva solar fotovoltaica instalada en 2018 fuese menor que la ejecutada en 2017, cuando el sector batió su máximo anual histórico, alcanzando los 98.000 megavatios.

Eólica

La inversión en eólica ha vivido un primer semestre de 2018 de infarto, arrastrada por la corriente de varios proyectos multimillonarios, entre los que Bloomberg destaca el parque marino Borssele (fases 3 y 4), que conlleva una inversión de 1.500 millones de dólares (Borssele se encuentra en aguas holandesas y proyecta una potencia de 731,5 megavatios); el parque terrestre de Hale County (mil millones de dólares, 478 megavatios, en Texas); y el parque marino Formosa 1 Miaoli, primero en las aguas de Taiwán (120 megavatios y 627 millones de dólares). China ha invertido este semestre 17.600 millones de dólares en eólica (un 4% más que en el mismo plazo del año pasado).

Estados Unidos ha reventado todas sus costuras. La gran nación del norte de América ha inyectado 17.500 millones de dólares en eólica en este primer semestre, un 121% más que en el mismo período del año anterior. Ello se ha debido a la carrera desbocada a la que se han visto impelidas todas las empresas para entrar en plazo para obtener las ayudas que el Gobierno federal ha establecido para el sector. Según la responsable de investigación de Bloomberg New Energy Finance, Amy Grace, las inversiones en el sector van a continuar incrementándose a lo largo de todo el bienio 2018-2019.

Fuente: Renewable Energy Magazine

Fuente: Renewable Energy Magazine

Con información de Renewable Energy Magazine

Foto: Pothobank (referencial)