El ministro de Energías, Rafael Alarcón, explicó el pasado 25 de junio en el programa El Pueblo es Noticia, que el ajuste del 3% en la tarifa de electricidad no es un tarifazo. En ese contexto reitera la convocatoria a sectores sociales a reuniones informativas.
“La normativa permite un ajuste promedio del 3% en cada periodo semestral. En mayo de 2017 la Autoridad de Electricidad ha tomado la decisión de hacer un ajuste del 3%, pero esto sucedió en mayo de 2014 también, así como sucedieron decrementos en 2009 de menos 1,30%, y en noviembre un incremento de 0,14%. Esta es la variabilidad del ajuste de las tarifas vinculados a metodologías absolutamente técnicas, aquí no existe ninguna decisión política”, sostuvo la autoridad.
La autoridad añadió que el ajuste del 3% no es un evento extraordinario, sino que se da semestralmente desde 2001, cuando se aprobó el Reglamento de Operación del Mercado Eléctrico.
Complementó que ese ajuste no tiene nada que ver con el tema de las inversiones, sino que los recursos son para que las empresas sean sostenibles y pagar el mantenimiento de las mismas.
“Las empresas del Estado no pueden ser insostenibles, los propietarios somos los bolivianos, pero necesitamos imperiosamente mantener estas empresas y hacer que las mismas sean sostenibles en el tiempo”, indicó la autoridad, al afirmar que cada empresa distribuidora decidirá cómo aplica ese ajuste que no puede ser superior al 3%.
Alarcón recordó a la población que se mantiene vigente la Tarifa Dignidad, la cual representa un descuento del 25% del costo de la energía, mismo que se aplica a los usuarios de bajos recursos y que no reportan un uso excesivo de energía.
“La Tarifa Dignidad, que es un descuento del 25% del costo; es decir, que la cuarta parte de lo que el consumidor debe pagar es subvencionado por el Estado”, precisó la autoridad.

TEXTO: Redaccción Central

redaccion@reporteenergia.com