Investigadores de la Universidad de Tecnología de Chalmers, en Suecia, desarrollaron un tejido que convierte la energía cinética en energía eléctrica. En este material, cuanto mayor es la carga aplicada y más humedad tiene, más electricidad genera. Los resultados se han publicado en Nature Partner Flexible Electronics.

El tejido, desarrollado por un equipo liderado por Anja Lund, puede generar suficiente energía para encender una luz LED, enviar señales inalámbricas o alimentar una calculadora de bolsillo o un reloj digital. Teniendo en cuenta que es un primer paso, se trata de un importante avance.

La tecnología se basa en el efecto piezoeléctrico, que se basa en la producción de electricidad mediante la deformación de un material, como cuando se estira.

“El textil es flexible y suave y se vuelve aún más eficiente cuando está húmedo – explica Lund en un comunicado –. Para demostrar los resultados de nuestra investigación utilizamos una pieza del tejido en la correa para el hombro de un bolso. Cuando nuestra bolsa tenía una carga de 3 kilos, fuimos capaces de producir una salida continua de 4 microvatios, suficiente para encender un LED. Al fabricar una bolsa entera de nuestro tejido, podríamos obtener suficiente energía para transmitir señales inalámbricas”.

El hilo piezoeléctrico está compuesto por veinticuatro fibras, cada una tan delgada como un mechón de cabello. Los investigadores consideran que la tecnología está preparada para una producción a mayor escala ya que su precio es relativamente bajo y es comparable con el precio de Gore-Tex. Ahora depende principalmente de los desarrolladores de productos industriales descubrir cómo hacer uso de la tecnología.

Con información de Quo