A lo largo de su vida institucional, la Fundación Natura Bolivia (FNB) viene desarrollando acciones de conservación de la biodiversidad, el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y principalmente protegiendo las fábricas de agua, con la finalidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de la población boliviana.

Esta Organización No Gubernamental (ONG), nace en el año 2003 y desde entonces, aplica su modelo de conservación denominado Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), en alianza con los gobiernos municipales, cooperativas de agua, regantes, la empresa privada y la cooperación internacional, con quienes se consolidan Fondos de Agua que promueven iniciativas productivas y de acceso al agua para beneficiar a la sociedad en su conjunto.

Hasta la fecha, bajo estos acuerdos, se ha logrado que 46 municipios de Bolivia estén implementado los ARA, y que 6.345 familias que viven en zonas vitales para el agua, y que han decidido conservar de forma voluntaria alrededor de 335.740 hectáreas de bosques, de alto valor para la provisión de agua, hayan mejorado sus medios de vida.

Es en este marco, es que la fundación celebra año a año los logros obtenidos en cada gestión, y coincidentemente una gran fecha para conmemorarlos es el Día Mundial del Agua que se celebra cada 22 de marzo desde el año 1993, que es una fecha para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos hídricos.

“Como fundación que vela por la conservación de los recursos hídricos para las actuales y futuras generaciones de Bolivia, festejamos con acciones desde Brasilia-Brasil nuestro aniversario y Día Mundial del Agua”, manifestó María Teresa Vargas Directora Ejecutiva de la Fundación Natura Bolivia, quien se encuentra en el vecino país, participando en el Foro Mundial del Agua, siendo portavoz del accionar de más de seis mil familias Bolivianas que conservan sus bosques para la protección de sus fuentes de agua y el éxito de los ARA en nuestro país.

Datos Bolivia:

Bolivia es uno de los países en América Latina que posee una de las mejores reservas acuíferas, sin embargo, es uno de los países con peor calidad del agua.

• 60% de la población en el área rural no cuenta con el servicio de agua potable ni saneamiento

• 39,9% del agua que abastece a las comunidades rurales del país está afectada por contaminación

• Las principales causas de la contaminación de fuentes de agua para consumo humano son la minería, la actividad hidrocarburífera, los residuos domiciliarios e industrias y el uso descontrolado de agroquímicos en la agricultura.

• Bolivia cuenta con 11 humedales de importancia internacional (sitios RAMSAR), varios de ellos enfrentan serios problemas por la actividad minera, el sobrepastoreo y el cambio climático global

• Los bosques una “fábrica importante de agua” están siendo deforestados a un ritmo de 350.000 hectáreas anuales

El agua un recurso que preocupa a la población mundial

El agua es un recuso crítico que preocupa a países de todo el mundo por su repercusión en la salud de la población. El desafío constante es tener agua en calidad y en cantidad. Sin embargo, la alta demanda de agua, la generación permanente de aguas residuales, el uso ineficiente del recurso hídrico, la transformación de ecosistemas proveedores de agua y los efectos globales del cambio climático, están ocasionando escasez y contaminación del agua, con efectos negativos directos sobre la vida de millones de personas en el planeta y la vida silvestre.

Somos 7,5 mil millones de personas en el mundo que necesitamos agua para cubrir al menos nuestras necesidades básicas. Todas las señales indican que la crisis mundial del agua está empeorando. La Ciudad del Cabo en Sudáfrica vive la mayor sequía que jamás ha experimentado y probablemente sea la primera ciudad del mundo en quedarse sin suministro de Agua. En Bolivia, la ciudad de La Paz experimentó la mayor escasez de agua en el año 2016, luego, recibimos la noticia que un lugar simbólico de nuestro país “el Lago Poopó” se había secado.

Ante estas señales de alarma en el mundo y en nuestro país, el rol de cada entidad y persona no debe ser la indiferencia, sino la acción en favor de la conservación del recurso hídrico y los ecosistemas que juegan un rol importante para asegurar que el ciclo del agua se cumpla y así podamos tener agua en calidad y en cantidad.

En el día mundial del agua, hacemos un llamamiento al ámbito gubernamental para incrementar esfuerzos en la agenda de conservación de ecosistemas importantes para la provisión de agua y en las políticas de gestión y uso del recurso hídrico. También, vemos importante el rol de la sociedad en general en el uso responsable del recurso hídrico y la prevención de focos de contaminación.

Necesitamos:

  • Más bosques y ecosistemas saludables para la producción del agua.
  • Consumo responsable del agua.
  • Menos fuentes de contaminación del agua.

Datos en el ámbito mundial (según datos de la Unesco):

  • De 50 a 100 Lt. día necesita cada persona para satisfacer sus necesidades más básicas.
  • 663 millones de personas aún carecen de fuentes adecuadas de agua potable, y se estima que la demanda mundial de agua aumentará en un 50% para el 2030.
  • Gran parte de la demanda mundial de agua está impulsada por la agricultura, que representa el 70% del consumo mundial de agua dulce.
  • Asia, África y América Latina representan las zonas con mayor riesgo para su población por la calidad del agua
  • A nivel mundial, más del 80% de las aguas residuales generadas por la sociedad regresan al ecosistema sin haber sido tratadas o reutilizadas.
  • 1.800 millones de personas se abastecen de una fuente de agua contaminada con heces (animales o humanas).
  • La combinación entre el agua insalubre y un saneamiento e higiene deficientes es responsable de alrededor de 2 millones de muertes por diarrea cada año.

Con información y fotos de Fundación Natura Bolivia