El Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas observó al Gobierno de Bolivia que no respete los procesos de consulta a los pueblos indígenas, debido a que los proyectos hidroeléctricos El Bala-Chepete y Rositas impactarán a las comunidades guaraníes, mosetenes, tacanas, tchimanes, lecos, ese ejjas y uchupiamonas.

Al concluir el evento realizado entre el 16 al 27 de abril en Nueva York, Estados Unidos, el Foro pidió al Comité Económico y Social que adopte medidas y tomen atención sobre estos procesos.

Pedido

El encuentro internacional también insta al Gobierno a respetar los derechos fundamentales de los pueblos indígenas y a asegurarse que éstos ejerzan sus derechos.

El Foro Permanente reitera su llamado a los Estados miembros a establecer mecanismos y procesos para lograr diálogos comprensivos y consultas con los pueblos indígenas, con el objetivo de obtener su consentimiento previo, libre e informado, en relación a proyectos susceptibles de afectar sus territorios y recursos.

Temores al impacto ambiental

El proyecto El Bala-Chepete se encuentra ubicado en el norte de La Paz y en el departamento del Beni, donde las mancomunidades indígenas expresaron sus temores por el impacto ambiental y la afectación a los pueblos que viven en los alrededores.

Juez suspende audiencia de acción contra Rositas

En audiencia judicial realizada en la localidad de Lagunillas del departamento de Santa Cruz, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) se declaró en “indefensión”, frente a la acción popular planteada por dos comunidades indígenas para paralizar la medida precautoria de paralización de acciones administrativas y legales de la hidroeléctrica Rositas.

El abogado Nélson de La Madrid, representante de las comunidades indígenas Tatarenda Nuevo y Yumao, lamentó que ENDE, con todo su equipo jurídico y recursos económicos, se haya declarado en “indefensión” porque no asistieron a la audiencia los abogados de la Procuraduría General del Estado (PGE) y del Ministerio de Energía.

“El día de hoy llegó ENDE a la audiencia con un memorial argumentando que se encontraban en indefensión porque la Procuraduría no se presentó y alegaron que el Ministerio de Energía debía estar también presente”, dijo.

El jurista observó que el juez de Garantías Constitucionales de Lagunillas, Guido Castellón, intentó disuadir a los demandantes para que presentaran la acción popular en contra del Ministerio de Energía y no así en contra de ENDE.

Con información y foto de Los Tiempos