A casi ocho meses de haberse inaugurado la planta de urea de Bulo Bulo, los importadores y el punto de distribución oficial de Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB) de Cochabamba reportaron un incremento en la demanda y venta del fertilizante. Sin embargo, los comerciantes del producto importado señalaron dificultades burocráticas para adquirir el derivado del gas cuyas ventas alcanzan hasta 10 bolsas al día. El distribuidor de YPFB comercializó 2.061 bolsas de urea desde su inauguración el 26 de mayo.

En un recorrido que realizó ayer este medio por nueve puestos de venta de urea en la avenida Barrientos, constató que no se oferta el fertilizante boliviano producido en la planta de Bulo Bulo. A mayo, el quintal importado se comercializa a un promedio de 160 bolivianos, frente a los 140 del producto boliviano.

El comerciante de fertilizantes de la zona, Juan Carlos Rojas, indicó que hace un par de meses solicitó a YPBF vender urea, pero ante muchas “trabas” decidió desistir. “Tienes que presentar en qué usarás la urea, a quién venderás, hacer un depósito, entre otros papeleos. Si es una mercadería de compra, debería ser para todos”, dijo.

Por su parte, el vendedor Jesús Jiménez señaló que el precio del productor es similar al del importado, sin tomar en cuenta el costo de transporte. “Cualquier agricultor puede ir a comprar urea, no ganamos mucho vendiendo. Estamos a la espera de que nos ofrezcan la urea boliviana a un precio rentable para comercializarla”, manifestó.

A su turno, el encargado del punto de distribución oficial de urea de YPFB, Luis Aramayo, informó que el fertilizante boliviano se estableció de manera positiva en el mercado, ya que de cuatro departamentos donde se ofrece el producto, Cochabamba ocupa el segundo puesto en ventas.

Desde la inauguración del único punto de venta minorista del fertilizante en Cochabamba, ubicado en el kilómetro cinco y medio de la avenida Petrolera, se vendieron 35 bolsas de un quintal del producto en marzo, 1.464 bolsas en abril y 562 bolsas en mayo. El punto de distribución puede vender hasta 25 toneladas, que equivalen a 500 bolsas, a un sólo comprador con el trámite correspondiente.

Trópico

El representante de los productores de palmitos del trópico de Cochabamba, Dieter Villca, indicó que hasta el momento no se implementó un puesto de venta de urea de YPFB en la región que satisfaga la demanda de los productores. Sin embargo, anunció que su sector solicitará para adquirir el fertilizante desde la mancomunidad.

“Hay un puesto de venta de una institución del Gobierno, pero comercializan en volúmenes muy pequeños. Como organización, hemos intentado hacer acercamientos”, dijo. Asimismo, manifestó que una de las alternativas para adquirir la urea es desde la planta de Bulo Bulo, pero a esto hay que aumentar el costo de transporte. “Necesitamos desde 15 a 20 toneladas por productor, la bolsa de urea importada nos cuesta 240 bolivianos (…), sería ideal tener una central para adquirir la urea boliviana”, expresó.

140 bolivianos es el costo de la bolsa de urea producida en la planta de Bulo Bulo en el punto de distribución oficial de YPFB en nuestro departamento.

CAC solicita precio preferencial de urea

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Jhasmany Medrano, informó que, a principios de abril, la Cámara solicitó a Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB) que les proporcionaran cinco toneladas de manera mensual a un costo preferencial, debido a los efectos del cambio climático de los últimos meses en perjuicio de los productores del departamento. “El precio que ellos estaban manejando es 170 bolivianos por bolsa (50 kg), pero la CAC hizo una propuesta para que nos cobren 120 la bolsa. A la fecha no hubo respuesta”, señaló.

El pasado 19 de febrero, Medrano indicó que las lluvias provocaron una pérdida de 70 millones de bolivianos en el sector productivo.

Según la institución, se trata de la peor afectación en 14 años.

Con información de Los Tiempos

Foto: Archivos RE