La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) concluyó la instalación de la línea eléctrica hacia Argentina, mientras que aún falta por construir similar infraestructura en territorio del país vecino para completar la integración energética binacional.

El proyecto de línea de transmisión comienza en Yaguacua, en Bolivia, y termina en Tartagal, en el lado argentino.

“En territorio boliviano prácticamente hemos concluido la línea de transmisión y esperamos que en las siguientes semanas podamos iniciar las obras en territorio argentino”, informó el miércoles el ministro de Energías, Rafael Alarcón.

Según el cronograma de trabajo de ENDE, se prevé iniciar las obras de construcción en el lado argentino en las siguientes semanas, tomando en cuenta que se tiene todo el material.

El proyecto comprende una línea de transmisión de 110 kilómetros (km), de los cuales 40 km corresponden a territorio boliviano y 70 km a la Argentina.

ENDE se encarga de la construcción de las líneas de transmisión en ambas naciones. En Argentina ya se cuenta con la autorización ambiental para iniciar la construcción de la línea.

Según el Gobierno, de forma inicial se exportará entre 80 y 120 megavatios (MW) desde 2019 y los precios se sujetarán a la oferta y demanda.

“No existe un precio definido, dependerá de la oferta semanal que haga Bolivia”, complementó el ministro Alarcón.

Bolivia prevé incrementar de forma gradual la oferta energética al mercado argentino.

Con información y foto de Cambio